Gay LifeStyle

‘Etarismo’: la discriminación por edad en la comunidad gay

El etarismo es la discriminación que sufren los hombres homosexuales mayores. Un tipo de violencia que desgraciadamente se está normalizando entre la comunidad gay

El etarismo suele estar muy presente en la comunidad LGTBI, pero, sobre todo, en la comunidad gay. Suele estar presentado junto al humor, por lo que puede parecer inofensivo, pero también puede llegar a la exclusión.

Normalmente pasa desapercibida, y es por ello por lo que es importante hablarlo, puesto que puede pasar como una forma de violencia hacia algunas personas o colectivos.

El término proviene del inglés, ageism, y está asociado a las personas mayores, pero también se puede dar en casos de personas «demasiado jóvenes». El etarismo incluye todos los estereotipos y formas de discriminación por edad.

Los grandes defensores del etarismo defienden que nadie puede obligar o forzar a otra persona a gustar, o sentir sexualmente atraído por otra persona.

Por ello, defienden que el problema está en la forma de expresarlo. Por ejemplo, al hacer uso de apps de ligue, como Grindr, una de las bazas más usadas por los usuarios es «no viejos». Esta expresión puede llegar a ser muy dañina.

Por otro lado, la misma aplicación especifica que su uso es para «conocer chicos» (find guys en su versión en inglés), lo que podría suponer un claro ejemplo de etarismo. 

Asimismo, el etarismo se puede extrapolar a muchas situaciones de la vida cotidiana. Es decir, actualmente, la comunidad gay carece de representatividad, además de espacios de socialización.

Esto se puede deber a la tendencia de la sociedad actual de belleza, juventud y plenitud, que rechaza el envejecimiento en todos los ámbitos de la sociedad, no solo en el colectivo LGTBI.

Detractores del etarismo

Hace unos meses, el debate del etarismo se centró en las redes sociales, concretamente en Twitter. A partir de un video de Samantha Hudson, para PlayGround.

Hudson cuenta con una sección en el portal en el que cuenta sus anécdotas más llamativas. Una de ellas fue su primera experiencia sexual.

En el video, Samantha Hudson explicaba cómo habría perdido la virginidad en una discoteca de Magaluf, con un señor mayor a ella, abriendo así un debate.

En Twitter se sirvió un debate sobre si el etarismo influía en la sexualidad de la comunidad gay o si, simplemente, eran gustos personales. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba