LGTBIfobia

De Arévalo a los realities: la cruda LGTBIfobia de la televisión

El recorrido por los comentarios más polémicos de la televisión en España

Todo el mundo alzó su voz, tanto en twitter como en otras redes sociales, con las palabras del humorista Paco Arévalo tras su paso por el programa Sálvame Deluxe.

El artista llegó a verbalizar que “un hombre de verdad es un hombre que no es gay”. En el propio formato, los colaboradores respondieron indignados, a lo que él volvió a dirigirse con palabras de odio: “y qué es un travesti vestido de mujer con tetas y con el pilón ¿Eso qué es? ¿Es una mujer sorpresa o qué es? Yo no tengo nada en contra, pero vamos a ser realistas«. Todo ello, con una sonrisa de oreja a oreja, como si no fuera con él.

Ahora bien, el odio que desprendió en uno de los programas de televisión más vistos de la noche del viernes, no ha sido el primero ni, desgraciadamente, el último.

Así, por ejemplo, el pasado 22 de junio de 2020, tras el anuncio de Pablo Alborán, quien aceptó su condición sexual en redes sociales, también en el programa Sálvame se reaccionó de una manera inusual. Uno de sus tertulianos, Antonio Montero, hablando de las agresiones LGTBIfóbicas, afirmó que “los pobres homosexuales no son unos pobres desgraciados que les van pegando por la calle”, debido a que él mismo conocía “a muchos homosexuales que no les han pegado”.

Sin embargo, todo esto no es nuevo y no hay más que fijarse en los comentarios de la televisión del pasado. Un buen resumen lo hace el portal FormulaTV, en el cual se hace un recorrido por esos comentarios e insultos que el colectivo ha recibido por medio de los programas de televisión. Así, por ejemplo, se habla del programa Y usted qué opina, de Televisión Española, presentado por Francisco Caparrós.

En este, se llegó a afirmar, a través de preguntas al público al hablar de los tabúes de la homosexualidad, que “no es lo natural. El ser humano tiene ya sus sexos e intentar cambiarlos es contraproducente”. Así, sin despeinarse.

En el mismo artículo se habla del programa 300 millones, en el que Alfredo Amestoy entrevistó a una “maravilla de mujer, hermosa como una sirena, y que seduce a todos cuantos ignoran su documento de identidad”, refiriéndose a la artista Bibiana Fernández. En este caso, se refirió a ella en masculino durante toda su intervención, recordándole su pasado y ridiculizando su identidad frente a toda la audiencia.

Tiempo después, a principios del año 2000, el polémico ex marido de Rociíto, Antonio David Flores, protagonizó uno de los momentos más vergonzosos de su carrera mediática. Y es que llegó a afirmar que, a pesar de tener “amigos gays, creo que dentro de la Guardia Civil no debería de haber”.

No obstante, el ex guardia civil añadió que, a pesar de los abucheos del público del programa en el que se encontraba (‘Crónicas Marcianas’), y “aunque queramos ser muy modernos, la imagen que tiene la Guardia Civil es de sobriedad y seriedad”.

Los reality shows como reflejo de la realidad homófoba del país

Pero volviendo al presente más reciente, es necesario fijarse en los reality shows, esos formatos que permiten ver las 24 horas de personas de la calle, tanto famosas o celebrities como anónimas. Así, en un concurso en el que se ve todo, nadie sale impune.

Eso le pasó al dúo musical Los Chunguitos, cuando participaban en Gran Hermano VIP  en el año 2015 su aventura terminó a los cuatro días de entrar al formato, cuando salieron a la luz unos comentarios ofensivos contra el tertuliano, Víctor Sandoval.

En este caso, dijeron que “a nadie en este planeta le gustaría tener un hijo maricón”, añadiendo que “antes prefiero tener a un hijo deforme o enfermo”. Todo ello, terminó con la aventura televisiva de ambos, debido a las críticas que recibieron tanto de asociaciones LGTBI, como el aluvión de comentarios en redes sociales.

Algo parecido ocurrió unos años después en el formato anónimo de Gran Hermano, en su 17a edición. Álvaro, uno de los concursantes de GH17, que no estaba exento por comentarios negativos hacia otros colectivos, profesó que uno de sus compañeros, Miguel “se viste como una mujer. Parece una mujer. Su estética es de mujer. Los veo como una mujer”.

A esto, uno de sus compañeros, le preguntó si de verdad le parecía una mujer, a lo que él mismo afirmó que “sí, a mujeres con pene”. Así, además de algunas bromas, para nada divertidas, sobre violencia animal, el sevillano fue expulsado de la casa de Guadalix.

Así, también se puede mencionar la monumental bronca que se desarrolló en Honduras, en el reality Supervivientes: Conexión Honduras, en su edición del año 2020. Allí, el estar bajo condiciones extremas de supervivencia, algunos concursantes creen que tienen potestad absoluta en todo. Eso fue exactamente lo que pasó con el torero, Antonio Pavón, quien, en varias ocasiones, intentó humillar a otro de los compañeros de formato, Antonio Avilés.

En este caso, a pesar de la petición de Avilés de que Pavón no se refiriese a él en femenino, el segundo de ellos lo trataba como “una trapera e insoportable”, además de gritarle frente a todos sus compañeros “te sigo loca de remate, ¡Chocho! Si estás todo el día ‘maricón, maricón”. Todo ello, hizo que los presentadores del formato tuvieran unas palabras de reprimenda con Pavón, por tal comportamiento homófobo y retrógrado, no teniendo mejor forma de discutir con él que haciendo referencia a su orientación sexual.

Todos ellos son solo unos de los tantos comentarios que a día de hoy siguen formando parte de la parrilla televisiva. Se entiende que estos nacen de la voluntad de que todo se muestre al público, que nada quede en el tintero.

No obstante, es necesario que se entienda que por ínfimo e insignificante que parezca, eliminar esos comentarios que a algunos pueden parecer ‘chisposos’, es una tarea determinante para que la sociedad avance.

Si no es así, se seguirán permitiendo no solo comentarios casposos de Arévalo, sino también anuncios como el de Snickers que creen que por un helado, acabarán con nuestra pluma y nos hará…¿sentirnos más hombres? Ya les gustaría.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba