ChulazosDestacadas

Adonis rubios que marcan más que abdominales

Vivimos en una tierra en la que el macho moreno manda. Ya lo cantaba la ex Spice Girl, Geri Halliwell, cuando decía aquello de “¿Dónde está el hombre, con fuego en la sangre?, ¿dónde está mi chico latino?”

Pero, cuando hablamos de ideal de belleza, de manera inexplicable, siempre se nos viene a la mente el típico querubín rubio, de cuerpo lampiño y torso torneado. Esos adonis rubios que marcan más que abdominales y que seguro que también ocupan un lugar protagonista en tus fantasías más recurrentes.

Aunque, según uno de esos estudios de universidades impronunciables, los cabellos rubios y los ojos claros tienen cada vez menos presencia en el mundo. Son como una especie en peligro de extinción, por lo que tiene más valor cada vez que nos encontramos a una de estas bellezas angelicales.

Y es que, si te gusta más un rubio que a Sálvame un Polideluxe, España no es tu país. A no ser que vivas en Galicia, Cantabria o Asturias, donde se asegura que la mitad de los hombres son de pelo claro. En el oeste de Andalucía o la Comunidad Valenciana, te resultará más fácil encontrar una sombra en verano que a un ‘golden boy’.

Pero, evidentemente, cuando pensamos en chulazos rubios, no podemos dejar de viajar, aunque sea con la mente, al norte y al este de Europa. Letonia es tu país, donde el 99 por ciento de los hombres luce pelo rubio y ojos claros.

Aunque también puedes darte una vuelta por Escandinavia, Rusia, Dinamarca, el norte de Alemania, Irlanda, Reino Unido o la región de Normandía, en Francia. No mientas, ya sé que no puedes quitarte de tu cabeza a ese vikingo rudo de pelo torneado.

Por lo que, si no tenías planes para este verano, ya tienes algunos destinos para apuntar en tu agenda si lo tuyo es el turismo de chulazos rubios.

El mundo del cine siempre nos ha bombardeado con sus estrellas de pelo rubio. ¿Quién no ha fantaseado con Brad Pitt o ha querido hacer un dueto con Ryan Goslyn? O es que acaso no eres de los que piensas que, gracias a Paolo Sorrentino, Jude Law pasará a ser el Papa más atractivo de la historia, aunque solo sea en la ficción.

Incluso, si recurrimos a nuestros primeros contactos con la pornografía gay, seguro que te vienen a la memoria más imágenes de esos chicos rubios americanos de piel bronceada, más que de maromos morenos y de pelo en pecho. Un perfil, que en el porno actual, representa a la perfección Paul Cassidy, un chico Bel Ami, que combina su pasión por el culto al cuerpo con el contenido de alto voltage en redes sociales. A medio camino entre entrenador personal y actor porno, o provocador en perfiles sociales.

Foto: Paul Cassidy
Foto: Paul Cassidy

Y es que las redes sociales, el referente o punto de partida de la nueva era tecnológica, también es un buen escaparate para disfrutar con estos rubiales de copla, hermosos y rubios como la cerveza. Ya que si hablamos de rubios que marcan más que abdominales no podemos dejar de hablar de Davide Zongoli. Un acróbata italiano afincado en España que es todo un experto en bailes aéreos o poledance. Quizás el color del pelo sea lo menos llamativo de este hombre, una clase viviente de geografía, con la que ponernos al día de los sistemas cordilleros del atlas de geografía humana.

Foto: Davide Zongoli
Foto: Davide Zongoli

¿Y qué sería del mundo de la moda sin estos querubines rubios, de cara aniñada y cuerpo de maniquí de tienda de ropa interior?

O ya no nos acordamos de la campaña para Calvin Klein del modelo Travis Fimmel (más famoso recientemente por su papel de Ragnar Lothbrok en la serie Vikingos). Aunque no hay que tirar de memoria para encontrar modelos rubios que marcan músculo día sí y día también en redes sociales. Dos ejemplos, Owen Lindberg y Tomi Mikael Lappi.

Owen Lindberg
Foto: Owen Lindberg

El primero es un modelo neoyorquino que encarna a la perfección lo que hablábamos de la belleza angelical de los chicos rubios. Todo un angelito, de los que guardan tu cama, de pelo tirabuzoneado y cuerpo de atleta de la antigua Grecia. De esos de los que su cara de no haber roto nunca un plato no pueden engañarte.

El otro, Tomi, es todo lo contrario, ya que tiene el pecado reflejado en su mirada. Un bailarín y modelo finlandés, de Helsinki, pero afincado en Madrid, que no tiene problema en desnudarse y lucir su cuerpo tallado y marcado en sus perfiles sociales. Aunque recalca que la ausencia de ropa no va siempre unida a la falta de intelecto. Y si estás pensando que su cara te suena, sí, te suena, porque salió en el videoclip de la canción My Boy, del actor porno Allen King y la ex gran hermana, Amor Romeira.

Tomi Mikael Lappi
Foto: Tomi Mikael Lappi

Todos ellos exponentes de esa especie en peligro de extinción, esos hombres de pelo claro que también existen y nos alegran la vista en redes sociales.

Fran Ricardo

Periodista y community manager de profesión. Bloguero de afición. Aunque me defino más como un contador de historias que se lo pasa bien hablando de chicos en los vestuarios. Vive y deja vivir, pero sobre todo 'Be yourself'.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba