Visibilidad LGTB

«Por el hecho de ser gay no vas a educar mejor ni peor»

Gabriel, hijo de David y Jesús, ha aprendido a reírse de los comentarios negativos sobre su familia homoparental

Hace unos días, la cuenta de Instagram @freeda_es publicaba la historia de Gabriel, un chico adoptado por David y Jesús. «Soy Gabriel y tengo dos padres«, así se presenta en el vídeo en el que nos cuenta su experiencia al formar parte de una familia homoparental.

Desde que fue adoptado a los dos años ha vivido en un ambiente de confianza y respeto. Uno en el que ha sentido la libertad de descubrir quién es, de vestir como le apetece y de vivir sin cadenas, según nos cuenta a través de Freeda.

 

Sin embargo, ha tenido que aguantar los comentarios inadecuados de otras personas, algo con lo que ha tenido que aprender a lidiar y a no tomárselo en serio. «Simplemente me rio y, al reírme yo, y al normalizarlo tanto, la otra persona se queda incluso avergonzada«.

Aunque a mucha gente le cueste entender que dos personas del mismo sexo puedan formar una familia y tener hijos, Gabriel no encuentra diferencias entre una familia con un padre y una madre y otra con dos padres como la suya. Todavía se bombardea a los niñxs con familias homoparentales con preguntas como «¿cómo es no tener madre?» y Gabriel no es la excepción. Ante esto unxs aprenden a vivir con ellas y a otrxs les resulta molesto.

Cuando estuvo de intercambio en Irlanda con una familia «tradicional» vio que la estructura familiar, como se hablaban… todo era igual que en su familia. «Por el hecho de ser gay no vas a educar mejor ni peor, depende de cómo seas tú, no de tu sexualidad«, destaca Gabriel.

Además, Gabriel ha crecido en un ambiente activista que le ha dado muchas cosas buenas. Siente que puede hacer lo mismo que sus padres hacen, pero enfocado a gente de su edad. Cosas como abrirle la mente a un amigo suyo, además de ayudar desde la asociación de sus padres, Galehi, a otras familias que viven su misma situación y que tienen miedo a las reacciones de la gente.

Gabriel está agradecido porque siente que es el mejor destino que ha podido tener, ser adoptado por dos padres que le quieren y respetan.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba