Visibilidad LGTB

La complejidad sexual de las mujeres

Un estudio publicado en 'Journal of Personality and Social Psychology' contradice la heteronormatividad y analiza la sexualidad femenina más allá de las restricciones hetero-homo

La orientación sexual impuesta por la heteronormatividad encuentra argumentos que la contradicen en un estudio reciente, publicado en ‘Journal of Personality and Social Psychology’ y dirigido por Ritch C. Savin-Williams, Director de Psicología Evolutiva y Director del Laboratorio de Sexo y Género del Departamento de Desarrollo Humano en la Universidad de Cornell (Estados Unidos), donde se ha llevado a cabo la investigación.

Titulado ‘Sexual arousal and masculinity-femininity of women’ (‘Excitación sexual y masculinidad-feminidad en mujeres’), el estudio analiza la expresión de género en mujeres y mide su respuesta fisiológica ante el visionado de material pornográfico diverso.

La investigación ha determinado que, a pesar de declararse heterosexuales, los cuerpos de las mujeres responden positivamente ante el sexo, tanto hetero como homosexual. Esto se traduce en la complejidad de la sexualidad femenina, más allá de los límites de la heterosexualidad o la homosexualidad.

«Básicamente, es un estudio que evalúa la orientación sexual mediante el análisis de los ojos y la dilatación de las pupilas. No puedes controlar la dilatación. En esencia, el proyecto trata de valorar la sexualidad sin la autoevaluación del individuo. Otra forma de medirla es la excitación genital, pero es un poco invasiva.», ha declarado Ritch C. Savin-Williams

Socialmente, la sexualidad se reduce a hetero o gay. La bisexualidad siempre ha sido una gran desconocida. Es actualmente cuando está disfrutando de cierta visibilidad y reconocimiento.

Al contrario de las creencias sociales, la sexualidad es mucho más compleja. «No me sorprenden los resultados. Estamos tratando de descubrir cómo es la gente en realidad. A veces, parece que son de una forma, pero porque sienten que tienen que dar explicaciones y presentarse ante el mundo de otra manera. Y eso no es bueno», reconoce Savin-Williams.

Las normas sociales determinan cómo las personas son vistas y tratadas, lo que contribuye a la represión de la propia identidad. De acuerdo con el director del estudio, las mujeres están más abiertas a experimentar con su sexualidad.

En palabras de Savin-Williams, «mujeres que son heterosexuales, pero que, si la mujer adecuada apareciese, quizá lo probarían».

«Si observas a las mujeres, la autoestima de una mujer lesbiana suele ser mayor a la de una mujer heterosexual. Quizá las lesbianas sienten que tienen más libertad de ser quienes son. La sociedad puede que no las acepte, pero es su verdadera identidad».

Atendiendo a los hombres, «a los hombres se les impone muchos prejuicios culturales, de forma que, si un hombre siente atracción por otros hombres, probablemente nunca lo diría«.

Si quieres leer más sobre fluidez sexual, este artículo podría interesarte.

Fuente
VICE
Etiquetas

Rachel Vega

Creo en la creación de historias como herramienta para transformar el mundo y brindar visibilidad a la diversidad que nos enriquece como personas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X