Visibilidad LGTB

La asexualidad, la gran olvidada

El 6 de abril se conmemora el Día de la Asexualidad, para hacer más visibles a ese 1% de la población que son los grandes olvidados en todas las reivindicaciones sobre orientaciones sexo-afectivas

Este miércoles 6 de abril se conmemora el Día de la Asexualidad. Esta fecha se eligió en 2020 en una campaña virtual con activistas de todo el mundo y su objetivo es celebrar el espectro asexual en su totalidad: asexuales, grisexuales, demisexuales, y todas las otras identidades ase. Las consignas son: apoyo, celebración, educación y solidaridad.

La concepción social sobre la asexualidad está más relacionada con el concepto de celibato que tenemos en nuestra mente que con la realidad. Existe una falta de información entorno a esta orientación sexual.

76 millones de personas invisivilizadas

En 2004, el sexólogo Anthony F. Bogaert publicó un estudio en el que estimaba que alrededor del 1% de la población es asexual. No hay datos oficiales pero, desde entonces, esa es la cifra que se ha tomado como referencia para el estudio de esta parte del espectro sexual.

Pese a que ese 1% de la población se traduce en unos 76 millones de personas en todo el mundo –y cerca de medio millón en España–, el desconocimiento y la invisibilidad son dos factores que favorecen que muchas personas asexuales no sepan que lo son, porque ni siquiera saben que existe tal posibilidad.

La principal discriminación (acefobia) es el estigma, del que derivan el resto. Existen unos estándares de cómo debería ser la sexualidad y como las personas asexuales no se ajustan a ellos, que lo lleva a la patologización. Por un lado, por ellas mismas, que pueden creer que tienen algún problema debido a ese desconocimiento, y por otro, por el resto de personas, familiares o amistades, que tienen ese mismo razonamiento. En el ámbito médico también existe mucho desconocimiento y pueden llegar a patologizar a personas sanas y hacerles terapias porque creen que tienen algún problema de salud.

“Pueden tener excitación, que no es lo mismo que tener baja libido, no está causado por ningún trauma, ni reprimen sus deseos sexuales, ni tienen ningún problema orgánico, ni es celibato”, enumera la psicóloga y sexóloga Silvia Sanz. Precisamente, ser asexual no implica que esas personas no puedan enamorarse y tener o desear una relación de pareja, a no ser que sean arromanticas. “Para tener relaciones sexuales no hace falta amar a la persona y con esta categoría de personas asexuales también podemos comprobar que puedes amar a una persona y no tener sexo”, apunta la experta.

asexualidad

Barreras sociales y desconocimiento

A nivel social todavía hay mucho desconocimiento; cuando te presentas como una asexual lo más probable es que te respondan con una mirada de desconcierto, cuando no de incredulidad. «Y explicar a familia, amigos y entorno que una o uno puede vivir perfectamente sin sexo sin renunciar por ello a tener, por ejemplo, pareja puede ser a veces agotador, pues no es algo que puedas zanjar en una conversación de cinco minutos», afirman personas contando sus vivencias a elDiario.

“Empecé a descubrir que era asexual porque no sentía placer sexual con mis parejas, ni me fijaba en el físico de nadie. Me sentía raro, como que no encajaba, como si tuviera algún problema psicológico, pero no sentía que lo fuera. No pedí ayuda porque no quería que nadie me obligara a hacer algo que yo no quería hacer”, cuenta Jorge. “Parece que tienes un problema de salud o que estás mal por no tener sexo. El caso es que no lo puedes decir por vergüenza o por miedo”, continúa. “Yo ponía una cara que no era la mía, porque no podías decir que no te gusta tener relaciones sexuales. Me sentía obligado y algunas veces vomitaba al final. Me sentía mal por dentro, porque no quería. Ahora me siento feliz por ser lo que soy, lo que siento y no estar engañado toda mi vida”, explica.

Lucía J. García

Estudiante de Periodismo con la visión de dedicarse a la Comunicación con Perspectiva de Género. Actualmente realizando las prácticas en Togayther, pero con experiencia laboral en el Ayuntamiento de Punta Umbría y en revistas online.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba