NoticiasVisibilidad LGTB

Drag Sethlas da ‘La última cena’ en la Gala Drag Queen por la libertad

En una gala donde se coronó Drag La Tullida pudimos disfrutar de las actuaciones de Drag Sethlas ataviado con la imagen de la Virgen

Que una gala que viene celebrándose ya durante más de veinte años en Las Palmas de Gran Canaria, vuelva a ser noticia precisamente por la falta de libertad por la que aboga el Carnaval, no es precisamente una buena noticia.  

En una gala que a nuestro parecer fue un poco aburrida y poco preparada por parte de los presentadores, y donde la realización y planos de espectáculo dejaron mucho que desear. 

Lo único que la salvó fue la maravillosa aparición de la ganadora del pasado año, Drag Sethlas y la actuación de algunas reinas, incluyendo a nuestras queridas Kika Lorace y Soraya. 

Para quien no haya comido rabitos de pasa, Drag Sethlas fue la reina de la gala Drag Queen del pasado año, con una genial performance donde sin faltar el respeto a nadie, y abogando a la libertad de expresión que tiene que ser el carnaval, provocó las iras de la iglesia en nuestro país, tal y como os contamos en Togayther. 

De entre las denuncias recibidas, encontramos la recibida por el obispo de Canarias, Francisco Cases, que mostró su desacuerdo con su actuación, llegando a decir que la actuación le daba más pena que el accidente de Spanair de Canarias en el que murieron 154 personas.

De verdad que nos dejan sin palabras. Todas las denuncias fueron archivadas por no existir “intención de ofender” y por estar su actuación justificada en el contexto del carnaval.

Y así comenzó precisamente la gala Drag de este año. En la imagen pudimos ver a Drag Sethlas haciendo un alegato por la libertad y recordando las denuncias y persecución que había sufrido este año. De toda su intervención que aquí os dejamos nos quedamos con estas palabras. 

“La maldad está en los ojos del que mira, no en el corazón del que ama.”

Y si el alegato fue genial, su actuación de cierre se salió como siempre, ofreciéndonos puro espectáculo e imaginación.

Pudimos ver a Sethlas vestida de Virgen María y subida a un paso de Semana Santa con nazarenos y mantillas, y tras ellos y junto a los 18 candidatos y sentada a una larga mesa con los 18 candidatos al título de la noche, representaron la escena bíblica de la ‘La última cena’ creada por Leonardo da Vinci, en el Año 1 después de Sethlas.  

Del resto de la gala, destacamos las actuaciones de Grimassira Maeva, Drag Vulcano y por supuesto las ofrecidas por Drag Arush (vivan los osos drago) y el trasero de uno de los bailarines del Grupo Drag High Heels Performance y que aquí recordamos para vuestro deleite:

Como vencedora, se proclamó La Tullida que realizó una performance muy eurovisiva, interpretando las canciones más conocidas  presentadas por nuestro país.  

Massiel con su icónico vestido, Salomé con su actuación ganadora en 1969, y Rosa López con su ‘Europe is living a celebration’.

Etiquetas

Manuel Sanchez

Viviendo cada día, evolucionando como persona. La música, el teatro, la lectura y los viajes forman parte de mi. Encantado en Togayther

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X