DestacadasVisibilidad LGTB

Demi Lovato se libera y acepta su lado más queer

La estadounidense se siente “demasiado gay” para casarse con un hombre ahora mismo

La compositora de temas como “Cool for the summer” o “Really don ́t care”, Demi Lovato, ha anunciado sentirse más cómoda que nunca en su ámbito más privado e íntimo hasta ahora, su sexualidad.

Demi Lovato, la que conquistó a toda una generación de niños y adolescentes de todo el mundo con papeles como Mitchie (Camp Rock y Camp Rock: The Final Jam) o Sonny Monroe (Sunny with a Chance o “Sunny entre estrellas”, en su versión española), se ha abierto al público, como nunca antes, gracias a una docuserie en la que relata sus vivencias asociadas a la sobredosis que vivió el pasado 2018. Tras el éxito de esta nueva aventura audiovisual, Demi ha concedido algunas entrevistas para distintos medios, en los que ha revelado sentirse: “hella queer”.

Así es, Lovato sigue contando su verdad, tras haber contado los motivos que le llevaron a la sobredosis que revolucionó a la industria de la música en 2018, entre ellos el abuso sexual que vivió en su época Disney o sus problemas con el alcohol, la cocaína y la enfermedad de su padre.

Así, en una entrevista para Entertainment Weekly (EW), la estadounidense ha afirmado que “si estoy pintando una obra, como artista mi verdad es muy importante para mi […] No quiero volver a ningún otro lugar de mi autenticidad”.

 

De esta manera, y a falta del último episodio de la docuserie “Dancing With The Devil”, la cual se encuentra disponible de forma gratuita en Youtube, la intérprete de “Sorry not Sorry” ha afirmado que no quiere volver a reprimirse en ningún sentido, pues eso le ha llevado a cometer grandes errores en su vida.

Por ello, al hablar del tiempo que se está tomando para conocerse a ella misma, tras su ruptura con su exprometido Max Ehrich, la cantante ha revelado sentirse “muy queer. Muy, muy queer”, al contar que “salí con una chica y fue como ‘Me gusta mucho más esto.’ Me siento mejor”.

En este sentido, Demi ha relatado sus vivencias con Ehrich y otros de sus ex’s, quienes le proporcionaron estabilidad y seguridad, pero las cuales hicieron que entendiera que lo que apreciaba de las relaciones con los chicos era la amistad, “más que el romance”, reveló en una entrevista para la revista Glamour. En ese sentido, también habló de los momentos “en los que se trataba de ser sexual o íntimos”, en los cuales sentía una “reacción visceral. [pensando] ‘Simplemente, no quiero poner mi boca ahí”, ha afirmado para Glamour.

Así, Lovato empezó a entender que debía encontrarse a sí misma y, al terminar su relación con el actor Max Ehrich, lo hizo, según ella misma en su entrevista para EW, al sentirse “demasiado queer”, como para casarse con un hombre en ese punto de suvida. A esto, añadió que “a pesar de que venga drama o no, soy muy gay para casarme con un hombre” y que, “no sé si va a cambiar todo esto en 10 años, ni si va a volver a cambiar, pero me encanta aceptarme”, ha afirmado.

Con todo ello, Demi Lovato ha logrado liberarse de las cadenas que le impedían encontrarse y quererse a sí misma, pues a pesar de que “siempre he sabido que era muy queer, ahora lo he aceptado plenamente”.

Ahora solo resta seguir disfrutando de su docuserie, su música y todo lo que ofrezca, pues su marca personal no solo se basa en su faceta artística, sino que incluye desde el activismo proderechos LGTBI hasta sus charlas sobre salud mental, tan actual en todo el mundo y en España, con el estreno de “Rocío. Contar la verdad para seguir viva”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba