SOMOS COMUNIDAD
Visibilidad LGTB

¿Cuándo terminará la Presunción de heterosexualidad?

Cuando nacemos nuestros padres dan por hecho que si somos chicos nos van a gustar las chicas y si somos chicas nos van a gustar los chicos.  Esto es lo que llamamos presunción de heterosexualidad y es lo que hace que nuestra sociedad avance a una velocidad menor, a pesar de los conseguido hasta ahora. 

Leyendo ‘El Tercer Lobo’ de Francisco Javier Olivas aparece un chiste bastante ilustrativo sobre la presunción de heterosexualidad que nos ayuda bastante a comprender este termino. 

Se encuentran dos madres por la calle y una de ellas lleva un carrito doble con gemelos. La otra le pregunta por el nombre de uno de ellos, a lo que le responde la primera: Paco es el arquitecto, y Juan es el médico. 

Como este caso, nuestros padres dan por hecho qué vamos a ser de mayor y que además vamos a ser heterosexuales. Es lo normal, lo general, ¿no?. ¿Por qué su hija o su hijo van a ser homosexuales?

Sin embargo esto no puede y no debe seguir siendo así. Nuestros padres, por mucho que les gustaría, no saben qué seremos de mayor, ni saben qué sexualidad tendremos. 

Por eso sería maravilloso y un gran avance en la sociedad que los padres evitaran presumir que sus hijos van a ser heterosexuales. Nadie salvo nosotros, debe elegir nuestro destino.

Así que invitamos a los nuevos padres y madres a que tomen nota y no den por sabido algo que nadie, ni tan siquiera nosotros, tememos claro hasta bien entrada nuestra pubertad. 

Y con eso no estamos diciendo que nuestros padres desaparezcan y no formen parte de este camino. Al revés, todo lo contrario, deben ayudarnos y guiarnos.

Una tarea difícil pero necesaria. Nuestros padres y madres deben asesorarnos, orientarnos y compartir sus experiencias para que podamos elegir nuestra opción sexual, con toda la información y sin traumas. 

Invitamos a todas las familias, cristianas, judías, agnósticas….a que no presuman de que sus hijos van a ser heterosexuales.

Les invitamos a dialogar con sus hijos e hijas, para que los más jóvenes comprendan y conozcan todas las opciones que existen. Y que cualquiera de ellas es tan válida como la otra. Y si nos permitís un consejo, os recomendamos un diálogo positivo sobre su sexualidad y empleando género neutro. Así nadie se sentirá fuera de la conversación.

Pero solo con la ayuda de nuestros padres no es suficiente, debemos contar con la administración pública y la justicia para que elabore herramientas legislativas y políticas que ayuden a que la presunción de heterosexualidad finalice de una vez por todas.

Como por ejemplo, una de las primeras propuestas políticas presentadas en nuestro país por Compromís en la Comunidad Valencia en la que propone acabar con la «presunción de heterosexualidad en el ámbito sanitario» para la «plena igualdad».

No estaría mal tampoco que esa presunción de heterosexualidad llegara al deporte y dejáramos de asociar a todos los deportistas con la heterosexualidad. Sobre todo en el fútbol.

Estamos seguros que poco a poco la presunción de heterosexualidad sea cosa del pasado y eduquemos a nuestros hijos e hijas libres de esta pesada carga. 

Etiquetas

Manuel Sanchez

Viviendo cada día, evolucionando como persona. La música, el teatro, la lectura y los viajes forman parte de mi. Encantado en Togayther

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
X