Televisión

Sexo en Nueva York: una amistad que empezó hace 20 años

La serie creada por Darren Star se estrenó el 6 de junio de 1998

Dicen que nada dura para siempre: los sueños cambian, las modas van y vienen, pero las amistades nunca pasan de moda. Carrie Bradshaw dijo esto en uno de los capítulos de Sexo en Nueva York, y no se equivocaba. 20 años después, seguimos viendo la serie que marcó un antes y un después en la sexualidad femenina. 

El día que se estrenó Sexo en Nueva York nadie sabía el éxito que la serie cosecharía. Consta de 6 temporadas divididas en 94 episodios, y llegó a lo más alto con 8 Globos de Oro y 7 Emmys, desde su estreno en 1998, hasta su fin en 2004. Y es que, Carrie Bradshaw y sus amigas nos han regalado muchos momentos míticos desde el capítulo del pimentero, hasta el del pos-it. 

Rodada y ambientada en la ciudad de Nueva York, la adaptación de la novela homónima de Candace Bushnell relata las aventuras de cuatro mujeres, quienes a pesar de su diferente carácter y su siempre movida vida sexual, se mantienen inseparables y leales entre ellas. La columnista y aficionada a las compras de carísimos zapatos Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), la abogada feminista Miranda Hobbes (Cynthia Nixon) y la dulce e inocente Charlotte York (Kristin Davis) son las protagonistas de esta serie de culto. Y no, no me he olvidado de la exagerada, divertida y estupenda Samantha Jones (Kim Cattrall), pero es que lo bueno, se deja siempre para el final. 

Las cuatro amigas comparten durante la serie todo tipo de vivencias: el embarazo de Miranda, la adicción al vibrador de Charlotte, o el cáncer de pecho de Samantha son algunas de las agridulces historias que nos narra Darren Star en Sexo en Nueva York. La serie, que iba dirigida a la mujer principalmente, se ha convertido en toda una oda a la libertad sexual y un icono LGTB

Algunxs podrían tildar a la serie de banal. Sin embargo, en ella se tratan temas tan relevantes como la sexualidad femenina, a la que nunca antes se le había dado importancia en los medios. 

La relación con la moda también es uno de los factores que hizo a esta serie atemporal. Miles de marcas de moda son nombradas en la serie, aunque es Manolo Blahnik la que más se repite, ya que la protagonista (Carrie) es muy aficionada a los zapatos de este diseñador. 

Sin embargo, estamos hechos polvo con la noticia de que no habrá una tercera entrega de la saga de películas. Pero, para ahogar nuestras penas, podemos seguir viendo una y otra vez Sexo en Nueva York en la plataforma HBO. Eso sí, siempre acompañados con un buen cosmopolitan. 

Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X