Servir y proteger

Servir y proteger: Diversidad en comisaría

La serie de TVE, Servir y Proteger, protagonizada por el Cuerpo Nacional de Policía introduce un personaje lésbico en la sobremesa diaria

Servir y proteger es una serie diaria que Televisión Española define como “un melodrama policiaco protagonizado por mujeres”. Ambientada en una comisaría al sur de Madrid, la producción de TVE aborda la investigación de los casos por parte del cuerpo policial, además de acompañar a los protagonistas en la resolución de sus conflictos personales.

La inmigración, los desahucios y la violencia de género son temas que la serie pretende visibilizar a través del trabajo de las fuerzas de seguridad nacional. Pero las tramas de interés social no se reducen al ámbito laboral: el personaje de Nacha Aguirre, interpretado por Silvia Sanabria, introduce la diversidad sexual en comisaría.

La manifestación de su atracción por las mujeres se produce en los primeros episodios. La incompatibilidad con su compañero de patrulla, Elías Guevara (Fernando Guillén Cuervo), motiva su discurso reivindicativo y la pronunciación verbal respecto a su orientación sexual. En los siguientes capítulos, su lesbianismo protagoniza diferentes conversaciones y eclipsa los demás rasgos que definen al personaje.

Sin embargo, hasta la cuarta semana de emisión no se produce un encuentro entre dos mujeres. El interés amoroso de Nacha por Laura Escalada (Nausicaa Bonnín, que interpretó a Sofía, mitad de una pareja lésbica, en la serie Cites), inspectora responsable de Delitos Informáticos, se materializa en el episodio 16. Para sorpresa de la agente colombiana, la situación se convierte en un desencuentro que dificulta la relación entre las dos.

El amor no correspondido parece no suponer ningún obstáculo para recuperar la amistad. La relación de Nacha y Laura retoma su rumbo gracias a la comunicación y el entendimiento mutuo, elementos que quizá despierten empatía e interés en Laura a raíz de la historia familiar de su compañera en futuros capítulos.

Las seguidoras de Nachaura, nombre con el que las espectadoras han bautizado a la pareja, confían en que este acercamiento sea el principio de una relación entre mujeres. “No es un delito que te guste alguien” reconoce el personaje interpretado por Nausicaa Bonnín, cuyas palabras adquieren un tono esperanzador para aquellas que desean ver una nueva pareja lésbica en la ficción española.

Servir y proteger

Sobre Rachel Vega

Comunicadora Audiovisual. Me gusta crear historias. Escribo sobre cine en mi blog y en @Togayther_ES | Girls just wanna have fundamental human rights.

Ver También

El regreso de The L Word

El regreso de “The L Word”

The L Word, la serie más reconocida por la comunidad lésbica, prepara su regreso ante …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X