DestacadasTelevisión

`RuPaul’s Drag Race 13’ Episodio Final: And the winner is…

La temporada más larga y soporífera de ‘RuPaul’s Drag Race’ llega a su fin, con una “gran final” que no llegó al nivel de las de ediciones anteriores

Todos hemos podido comprobar que la décimo tercera temporada de RuPaul’s Drag Race ha sido una de las peores de la historia del programa. La pandemia provocada por la Covid-19 ha tenido mucho que ver en ello, ya que las reinas que luchaban por la corona sí tenían mucho que ofrecer. Sin embargo, muchas de las pruebas no nos han sorprendido y ello, unido a que la productora ha intentado alargar la temporada de forma innecesaria, ha provocado la desilusión en muchos fans del formato.

Y lo que se anunciaba como “Grand Finale”, nos ha dejado con solo una sensación: “Meh…” Y es que, tras la final de la temporada anterior en pleno confinamiento, las reinas de esta edición sí actuaron en un teatro como en ocasiones anteriores. Pero eso sí, a puerta cerrada y sin público. Este animaba a sus drags favoritas en un autocine, una idea que creo que fue todo un acierto.

Sin embargo, podrían haber llevado a todas las concursantes, ya que echamos mucho de menos verlas a todas desfilar por la pasarela. Tampoco estuvieron presentes los miembros del jurado, ni en el teatro ni por videoconferencia… Nada supimos ni de Michelle, ni de Carson ni de Ross.

La gala empezó con una actuación de RuPaul, que tampoco era muy espectacular, para qué mentir. Después de ello vino el desfile de las finalistas, que tenían que mostrar tres looks: uno en blanco y negro, otro en rojo, y otro de “Eleganzza Extravaganzza Drag”. El desfile fue lo mejorcito de toda la gala.

Las entrevistas de RuPaul con cada una de las reinas no estuvieron mal (creo que todos nos hemos enamorado de la familia de Rosé particularmente). Muchos mensajes de apoyo de los familiares, y de alguna que otra celebrity. Es cierto que lo más emotivo y bonito de la gala fue el homenaje a Chi Chi DeVayne, fallecida el verano pasado.

Y llegó la hora de los lip syncs. Nos anunciaron que todas las canciones serían de Britney Spears y nos vinimos arriba. Sin embargo, asistimos a tres actuaciones insulsas y en las que el factor sorpresa no nos sorprendió en absoluto. En primer lugar, Kandy competía contra Rosé con el tema Work Bitch. Rosé anunció que tenía un esguince en el tobillo, por lo que estaba clarísimo que no estaría al 100%. Efectivamente, Kandy se hizo con la victoria y todos temimos que pudiera llevarse la corona.

En una segunda ronda, Symone y Gottmik se enfrentaron con la canción Gimme More, un temazo del que ninguna consiguió sacar todo el partido posible. Finalmente, en una ronda final, Kandy Muse y Symone luchaban bajo el tema Till the world ends. De nuevo, un lip sync muy soso en el que la única sorpresa fue la peluca de Symone. Nada que ver con las finales de las temporadas 9 u 11, por mencionar algunas.

Symone se hizo con una corona que le pertenecía y ganó con mucho esfuerzo y dedicación. Su mensaje nos encanta y esperamos que lo lleve por todo el mundo como la reina que es. ¿Y Miss Congeniality? ¡Lala Ri se hizo con el título! ¡Solo esperamos que no meta el galardón en una mini bolsita! Ahora solo nos queda esperar para el estreno de RuPaul’s Drag Race Down Under y Drag Race España. ¡Qué ganas tenemos!

Marcos del Toro

"Lo normal para una araña, es un caos para la mosca". Luchando, creciendo y aprendiendo cada día.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba