Televisión

El arcoiris llega a la telenovela

Siempre hemos asociado las telenovelas a sobremesa, tapete y estufa. Pocas cosas hay tan clásicas como ver, entre cabezadas, una telenovela después de comer, sobre todo si es en invierno y debajo de la mesa camilla. Descansar después de almorzar es una necesidad y ¿qué mejor que hacerlo viendo la dosis diaria de drama e intriga que nos proporciona este género?

Desde Pasión de Gavilanes, a la que todxs hemos estado enganchadxs y más de unx la hemos visto cada vez que han vuelto a emitirla, hasta Doña Bárbara pasando por Yo soy Bea y la anterior Amar en tiempos revueltos que ahora la conocemos como Amar es para siempre. Es cierto que la mayoría de telenovelas son de origen latinoamericano, pero el boom de este género hizo que saltaran a otros países y que además se crearan o adaptaran telenovelas en estos otros lugares.

El argumento de estas siempre suele ser el mismo: culebrones en los que predomina el drama, pero es un drama tan llevado al extremo que acaba siendo cómico, además de conseguir engancharte y tenerte cada día puntual sentado frente a la pantalla.

Aunque estas novelas siempre hayan sido usadas para hacer chistes fáciles e incluso ridiculizar un poco a quien las ve, la realidad es que muchas de ellas han conseguido enganchar a miles de espectadores y conseguir ser el centro de muchas conversaciones.

Aunque hayan estado muy estigmatizadas y encasilladas en ‘culebrones para abuelas’ o ‘dramas para adolescentes’, últimamente las telenovelas están consiguiendo derribar esos tópicos, y esto es en gran medida gracias a plataformas en streaming que les dan cabida y a la inclusión de personajes LGTB+ en sus tramas, lo que ha hecho que se hablara de ellas, sobre todo, en redes sociales.

La primera telenovela que incluía una pareja homosexual fue Papá a toda madre, de origen mejicano que se estrenó en el año 2017. Esto causó un gran revuelo en Méjico y en todo el mundo, ya que era la primera vez que este género le daba protagonismo a una pareja formada por dos hombres y que no se trataba la homosexualidad con clichés y estereotipos.

Aunque hubo gente que pidió que se quitaran a estos personajes, los más reivindicativos inundaron las redes con mensajes de apoyo, haciendo que todxs pusiéramos el foco en este matrimonio y empezáramos a cambiar nuestra concepción sobre las telenovelas.

Parece que esta telenovela le abrió las puertas a la representación de personajes LGTB+ en el género y es entonces cuando aparece La casa de las flores para engancharnos a todxs. No sé si es porque su estreno lo viví en Latinoamérica o es que en todos los países de habla hispana la gente estaba tan obsesionada con esa telenovela como la gente de mi alrededor, pero por lo que pude ver en redes sociales, estábamos todxs igual.

La salida del armario de Julián, su relación y posterior drama con Diego, las actuaciones de las Drag Queens en el cabaret o el recuentro entre Paulina y María José, su ex marido transexual; la hace la telenovela con más referencias LGTB+. 

Luimelia Telenovela LGTB+

Y para quitarnos del todo los tópicos sobre las telenovelas entran en nuestras vidas Luisita y Amelia, una pareja de dos chicas lesbianas que aparecen en Amar es para siempre y que me han robado el corazón además de a cientos de personas más que muestran el apoyo a la visibilización y representación de esta pareja en unos años tan complicados para nuestro colectivo en España.

Lo último que ha llegado a mis oídos es Mi marido tiene más familia una telenovela mejicana que ha causado un gran revuelo en twitter el hashtag #Aristemo, que da nombre a la pareja formada por Aristóteles y Cuauhtémoc, dos jóvenes homosexuales que aparecen en la trama.

Parece que lxs espectadorxs han estado esperando un beso entre la pareja desde que los jóvenes empezaron a vivir libremente su amor sin importarles lo que le dijeran, pero esta espera ha llegado a su fin y ya han podido ver la escena en el último capítulo, el pasado 24 de febrero.Telenovela LGTB+

 

Etiquetas

Artículos Relacionados

Un comentario

  1. Despues de Mi marido tiene mas familia hicieron una segunda parte con Aristemo como eje central, una mini novela de 26 apitulos llamada El Corazon Nunca se Equivoca.
    Ahi se vio la primera peticion de matrimonio gay en la historia de la tv mexicana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
X