SOMOS COMUNIDAD
Salud Sexual

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) víricas: Hepatitis C

La hepatitis C es una ITS vírica y puede hallarse en sangre, semen, fluido rectal y en las heces. Conoce aquí cómo se previene, sintomatología y tratamiento

  • Definición

El virus de la Hepatitis C (VHC) puede hallarse en sangre, semen, fluido rectal y en las heces. También puede transmitirse a partir de los restos de lubricante utilizado para el sexo anal.

  • Prevención

A diferencia del VIH, el VHC puede ser infeccioso durante días e incluso semanas fuera del organismo. Por lo tanto, la infección se puede producir, incluso, usando objetos con restos de sangre seca de unos días.

Todo material que contenga rastros de sangre infectada por el VHC es una posible vía de trasmisión. Eso incluye rasuradoras, juguetes sexuales, cepillo de dientes, piercings, agujas, material para esnifar cocaína, etc.

La infección por vía sexual está relacionada sobre todo con prácticas sexuales de penetración anal, principalmente en aquellas con mayor presencia de lesiones (como el fist fucking o fisting o la doble penetración) Compartir el lubricante en prácticas de sexo en grupo puede ser otra vía de transmisión ya que puede tener restos de sangre de otras personas.

Se puede reducir el riesgo de infección, utilizando el preservativo en las penetraciones anales y guantes de látex en la práctica del fist fucking (uno para cada persona), así como evitando compartir materiales que puedan estar infectados por contacto sanguíneo (juguetes sexuales, lubricante, cepillo de dientes, maquinillas de afeitar, agujas para tatuajes…).

  • Sintomatología

La Hepatitis C produce síntomas similares a los de la Hepatitis A y B (ictericia, fiebre, fatiga, naúseas, vómitos…), aunque muchas veces no son evidentes en los primeros meses de la infección. Al igual que en los otros dos tipos de Hepatitis, es posible estar asintomático. Una analítica de sangre (u otras pruebas), pueden detectar la infección.

No existe vacuna preventiva para la Hepatitis C.

  • Tratamiento

El VHC tiene cura, ya sea de forma espontánea (el mismo sistema inmunitario responde con eficacia ante el virus eliminándolo durante los primeros meses de la infección) o gracias a los distintos tratamientos médicos que existen en la actualidad. No obstante, una vez curado, puedes volver a adquirir el virus si se continuan manteniendo prácticas de riesgo.

Si no se trata la hepatitis C, su progresión a largo plazo puede ocasionar problemas hepáticos y cáncer de hígado.

Tanto el alcohol como diversos fármacos, drogas recreacionales o comidas ricas en grasa suelen ser suprimidos durante el tratamiento, dado que muchos pacientes desarrollan intolerancia

La infección por el VHC es una de la comorbilidades más frecuentes y determinantes de las personas con infección por VIH.

ITS. Infecciones de Transmisión Sexual

Es muy importante tener en cuenta que todas las ITS puede ser asintomáticas por lo que pueden no producir señal alguna de su presencia en el organismo y, por tanto, estar activas y con posibilidad de transmisión.

Solo la realización de las pruebas oportunas nos pueden sacar de dudas (siempre y cuando hayamos respetado el periodo ventana: tiempo que debe pasar entre la práctica sexual y la realización de la prueba para que los resultados sean definitivos).

Para tratar adecuadamente una ITS, es importante no automedicarse o hacerse curas sin la ayuda de un profesional sanitario. El tratamiento tiene que ser siempre prescrito por el personal médico y seguir de manera constante la dosis, duración, revisiones estipuladas, etc.

Tener una ITS como herpes, gonorrea o sífilis aumenta el riesgo de infección de hepatitis B y C. Lo mismo ocurre, si se tiene el VIH.

Recuerda que:

Todos y todas tenemos derecho a decidir cómo vivimos nuestra salud sexual y qué decisiones tomamos para ello. Es parte de nuestra libertad. Tú, ¿cómo quieres cuidarte?

Si tienes dudas sobre salud sexual, VIH y otras ITS (y sus pruebas rápidas), apoyo emocional a personas con VIH, PPE, PrEP… o si quieres proponer un tema a tratar, sólo tienes que escribirme:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X