SOMOS COMUNIDAD
Salud Sexual

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) víricas: Hepatitis B

La hepatitis B es una ITS vírica que se transmite por vía sexual mediante las mismas prácticas y las mismas vías de transmisión que el VIH. Conoce aquí cómo se previene, sintomatología y tratamiento

  • Transmisión

Se transmite por vía sexual mediante las mismas prácticas y las mismas vías de transmisión que el VIH. El virus (VHB) está presente en sangre, semen y flujo vaginal. Estos fluidos pueden provocar la infección al entrar en contacto con heridas y mucosas. La penetración sin preservativo, el canuto de esnifar cocaína o compartir agujas de jeringuillas pueden ser vías de transmisión.

  • Prevención

Existe una vacuna eficaz para evitar la infección del virus de la hepatitis B. Se suele administrar en 3 dosis. Puedes hablar con tu médico para saber si la tienes puesta o vacunarte (está incluida en el calendario de vacunación infantil desde hace años).

En caso de no estar vacunada la persona, las medidas de prevención para evitar la infección de la hepatitis B son el uso del condón en la penetración anal y vaginal, evitar la eyaculación en la boca o no compartir juguetes sexuales sin protección.

  • Sintomatología

La Hepatitis B tiene un largo período de incubación: de uno a seis meses. Durante este tiempo, la persona infectada puede no presentar síntomas. Una analítica de sangre (u otras pruebas), pueden detectar la infección.

Los síntomas en los primeros meses de infección pueden incluir fiebre, fatiga, náuseas, vómitos y dolor en la zona del hígado. En los estados más avanzados de la infección, la orina adquiere una coloración oscura y los excrementos son blanquecinos.

Muchas personas adultas desarrollan ictericia, por lo que las pieles claras se tornan amarillas al igual que el blanco de los ojos. En un estado avanzado la Hepatitis B puede originar cirrosis, cáncer, e inclusive, la muerte.

  • Tratamiento

Mientras que la mayoría de población infectada por el virus de la Hepatitis B puede superar la infección, un 10% de las personas infectadas son enfermas crónicas, en quienes está indicado el tratamiento.

El objetivo final del tratamiento es evitar la progresión de la enfermedad y la aparición de complicaciones de la misma mediante la prescripción de antirretrovirales para el VHB.

ITS. Infecciones de Transmisión Sexual

Es muy importante tener en cuenta que todas las ITS puede ser asintomáticas por lo que pueden no producir señal alguna de su presencia en el organismo y, por tanto, estar activas y con posibilidad de transmisión.

Solo la realización de las pruebas oportunas nos pueden sacar de dudas (siempre y cuando hayamos respetado el periodo ventana: tiempo que debe pasar entre la práctica sexual y la realización de la prueba para que los resultados sean definitivos).

Para tratar adecuadamente una ITS, es importante no automedicarse o hacerse curas sin la ayuda de un profesional sanitario. El tratamiento tiene que ser siempre prescrito por el personal médico y seguir de manera constante la dosis, duración, revisiones estipuladas, etc.

Tener una ITS como herpes, gonorrea o sífilis aumenta el riesgo de infección de hepatitis B y C. Lo mismo ocurre, si se tiene el VIH.

Recuerda que:

Todos y todas tenemos derecho a decidir cómo vivimos nuestra salud sexual y qué decisiones tomamos para ello. Es parte de nuestra libertad. Tú, ¿cómo quieres cuidarte?

Si tienes dudas sobre salud sexual, VIH y otras ITS (y sus pruebas rápidas), apoyo emocional a personas con VIH, PPE, PrEP… o si quieres proponer un tema a tratar, sólo tienes que escribirme:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X