SOMOS COMUNIDAD
Salud Sexual

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) bacterianas (III): Clamidiasis y Mycoplasma Genitalium

Importante recordar: todas las ITS pueden pasar asintomáticas en fases iniciales. Las bacterianas suelen tener muy fácil cura; eso sí, el tratamiento no inmuniza ni protege frente una nueva infección. La presencia de una ITS activa puede favorecer la transmisión de VIH y otras ITS

Clamidiasis 

Es una infección bacteriana muy común. La Chlamydia trachomatis es la bacteria responsable del Tracoma -afecta al ojo, las conjuntivas y los párpados- y una de las principales causantes de ITS por contacto oro-genital. Es cada vez más frecuente como causa de uretritis, alrededor del 50% de los casos. 

Prevención: Puede ser transmitida a través del sexo anal, vaginal u oral (tanto si lo haces como si lo recibes) sin métodos barrera. Otra práctica de riesgo es el beso negro o anilingus. La utilización de condones y otros métodos barrera a lo largo de la relación sexual puede prevenir muchos casos de infección de Clamidiasis. 

Sintomatología: Con frecuencia no produce síntomas, lo que impide saber que se está infectado o infectada. 

Si estos aparecen, se manifiestan entre una y seis semanas posteriores a la exposición, pudiendo causar secreciones amarillentas-blanquecinas de la uretra, ano o de la garganta, flujo vaginal anormal y dolor en la penetración vaginal. Si la bacteria se reproduce en la uretra esta secreción clara se acompaña de molestias al orinar.

Una muestra de orina o cultivo de la zona afectada es suficiente para efectuar un diagnóstico. 

Tratamiento: Se cura con de antibióticos durante una semana. Bajo tratamiento, es importante no tener relaciones sexuales, ya que puede haber una reinfección aún cuando se está bajo los efectos de los antibióticos. 

Si no se trata, la Clamidiasis puede extenderse desde la uretra e infectar diversos órganos. 

Mycoplasma Genitalium 

En cuanto a prevención y prácticas sexuales que pueden facilitar la transmisión, por su similitud, son las mismas que para clamidias y gonorrea (de hecho, a veces se confunde con ellas). 

Los síntomas, si los muestra, son dolor en zona genital, uretritis, secreción uretral dolor e inflamación articular. 

Diagnóstico: Exámenes de laboratorio en muestras de orina, secreciones uretrales en hombres y mujeres y de las secreciones del cuello uterino. 

Tratamiento: Antibióticos. 

Si tienes dudas, no te cortes, sólo tienes que escribirme: 

  • Cibereducador en Salud Sexual, Stop Sida 
  • Whatsapp/ Telegram 636 33 86 78 
  • www.stopsida.org
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
X