Salud Sexual

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) bacterianas (II): Gonorrea

Importante recordar: todas las ITS pueden pasar asintomáticas en fases iniciales. Las bacterianas suelen tener muy fácil cura; eso sí, el tratamiento no inmuniza ni protege frente una nueva infección. La presencia de una ITS activa puede favorecer la transmisión de VIH y otras ITS

La Gonorrea puede afectar la uretra conducto por donde sale la orina- el ano, la garganta, vagina e inclusive los ojos.

Prevención:

Se puede transmitir por el contacto con las secreciones genitales (del pene y de la vagina), faríngeas y rectales de las personas infectadas durante las relaciones sexuales orales, vaginales y anales.

El uso de métodos barrera en la penetración y/o sexo oral evita la infección. Tanto dar como recibir sexo oral sin condón implica un alto riesgo de infección aún cuando no haya eyaculación en la boca.

Sintomatología:

La Gonorrea puede ser asintomática, especialmente tras un contacto oro-genital o penetración anal o vaginal. Una vez que la bacteria ha ingresado en el recto de una persona sana se reproduce en lo que se denomina Gonorrea anorrectalLos síntomas pueden ser escasos pero suelen incluir malestar de la zona anal al defecar, supuración rectal amarillenta, sangrado al defecar y/o diarrea moderada.

Cuando una persona infectada recibe sexo oral, se puede producir una infección faríngea por parte de la persona que la realiza. Esta faringitis gonocócica es generalmente asintomática pero puede producir dolor de garganta y molestias al tragar e incluso tos.

Más visible resulta la Gonorrea cuando afecta a la uretra dado que se produce una inflamación caracterizada por ardor y/o dolor al orinar, y emisión de pus al tener relaciones sexuales, presionar el cuerpo del pene o también de forma espontánea.

En la Gonorrea genital los síntomas son frecuentes aunque puede cursar asintomática. Las primeras molestias aparecen entre los dos y los siete días posteriores a la exposición e incluyen: sensación de malestar al orinar, secreción purulenta de color amarillento-verdoso del pene o ano), flujo vaginal anormal. sangrados anormales entre menstruaciones, dolor durante la penetración vaginal, aumento de la frecuencia de la micción, sensación continúa de necesidad de orinar. Los síntomas pueden ser más acusados por la mañana y pueden aparecer secreciones secas en la ropa interior.

Se ha de tener particular cuidado cuando entran en contacto tejidos infectados y sus secreciones con tejidos sanos. Por ello dilatar vaginal o analmente a la pareja sexual utilizando saliva puede ser considerado de riesgo si se reintroducen los dedos para lubricar.

Tratamiento:

La Gonorrea es tratable y completamente curable. Se diagnostica con examen de orina o mediante un cultivo de una muestra de la zona afectada.

Si no se trata, puede extenderse a la próstata y testículos, causar esterilidad; así como afectar a las articulaciones, el corazón, al aparato reproductor y al sistema nervioso.

La terapia con antibióticos se prolonga durante unos siete días en los cuales es recomendable ser constante con el tratamiento y no tener prácticas sexuales, para evitar una reinfección aun cuando se está bajo los efectos de los antibióticos.

Y recuerda que:

Todos y todas tenemos derecho a decidir cómo vivimos nuestra salud sexual, qué decisiones tomamos para ello y qué riesgos estamos dispuestos y dispuestas a asumir. Es parte de nuestra libertad: ¡vivámosla informados e informadas!

Y tú, ¿cómo quieres cuidarte? Si tienes dudas, no te cortes, sólo tienes que escribirme:

  • Cibereducador en Salud Sexual, Stop Sida
  • Whatsapp/ Telegram 636 33 86 78
  • www.stopsida.org
Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
X