Salud Sexual

¿La homosexualidad está en los genes?

En las últimas décadas se han publicado muchas teorías sobre si el origen de la sexualidad está en los genes o no. ¿Se debe la homosexualidad a un factor genético o cultural?

¿Existe el tan buscado gen de la homosexualidad? A favor o en contra, el debate está servido.

La mayor parte de la comunidad científica se inclina por una explicación biológica, afirmando que la homosexualidad es más común entre hermanos y parientes de la misma familia en los que hay más gays, confirmando que la causa ser gay es un factor genético.

Algunos estudios estadounidenses también se une a esta explicación e informa que existe una relación entre la genética y la orientación sexual. Para confirmarlo se basa en una parte del cromosoma X, llamado Xq28, responsable del comportamiento sexual de los hombres, donde se han encontrado evidencias de dos conjuntos que determinan diferencias genéticas entre un hombre homosexual y heterosexual.

La homosexualidad está en los genesUno de los estudios más recientes basados en esta teoría, es el dirigido por Alan Sanders, donde su equipo de investigadores del Instituto de Investigación NorhShore, estudió el ADN de más de 400 gemelos que compartían orientación sexual con otros con preferencias sexuales distintas.

El objetivo de este estudio era comprobar si los hermanos que compartían los factores genéticos, el cromosoma X, particularmente de la región Xq28, tenían diferencias significativas o no.

Este estudio, no sólo es el más reciente, sino el mayor que se ha realizado hasta ahora. El equipo de Sanders estuvo cinco años recogiendo muestras de estos gemelos para identificar estos genes, con el objetivo de desterrar la idea de que la orientación sexual es una opción. Y llegó a la conclusión de que las parejas de gemelos homosexuales y parejas de gemelos heterosexuales mostraban mayor parecido en la zona del cromosoma X, mientras que en las parejas de gemelos con diferente orientación sexual existían diferencias significativas.

De entre otros estudios que explican la relación entre parientes, encontramos el caso del hermano mayor. Según este tipo de estudios, un hombre tiene más del 25% de probabilidades de ser homosexual, si tiene un hermano mayor que lo es (en el caso de las mujeres el porcentaje es menor). Esta explicación se da por la exposición de las hormonas durante el embarazo, que veremos a continuación.

Estudios relacionados con la exposición del hormonal del útero.

La neurocientífica Sandra Witelson señala que ‘los resultados de su estudio apoyan la teoría de que existen diferencias en el sistema nervioso central entre los individuos homosexuales y heterosexuales, y que estas diferencias están posiblemente relacionadas con factores tempranos en el desarrollo del cerebro’.

Esta hipótesis que centra en la teoría de que la homosexualidad se gesta antes del nacimiento del bebé, es decir en la etapa intrauterina, explica que los niveles de testosterona influyen en el desarrollo de algunas áreas sexuales implicadas en la orientación sexual. A partir de la octava semana, que es cuando se libera la testosterona y se masculiniza el cuerpo y el cerebro, este feto no produce suficiente testosterona, por lo que su cerebro no absorbe la suficiente cantidad dentro de los parámetros heterosexuales.

Epigenética

Una teoría intermedia es la epigenética, que concluye que existen genes que intervienen en el desarrollo en los individuos que regulan la sensibilidad de la testosterona durante el embarazo y que esto tiene mayor probabilidad de existencia en los mismos miembros homosexuales dentro de una misma familia.

La epigenética son instrucciones para que cada célula fabrique la sustancia para la que servirá en nuestro cuerpo en un futuro. Lo interesante de esta teoría, es que afirma que la activación de cada una de estas células, está influenciada por factores ambientales, tanto del vientre interno como de factores externos, donde se crean las epimarcas, descritas por sus investigadores como ‘el mecanismo evolutivo más plausible para la homosexualidad humana’, afirmando por tanto que son heredadas pero con un componente ambiental que las condiciona.

La homosexualidad está en los genes

Pero si está en los genes, ¿cómo puede pasar este componente genético de generación en generación, si las parejas homosexuales no se reproducen?

Según Qazi Rahman, coautor de ‘Born Gay: The Psychobiology of Sex Orientation’ los genes que codifican la orientación sexual, tienen un beneficio reproductivo, ya que de forma aleatoria, un integrante heterosexual de la familia, recibe parte de este gen de orientación sexual gay, asegurando así la conservación de la homosexualidad.

¿Es por tanto la homosexualidad algo genético?

Como hemos podido comprobar en las teorías que hemos contado, la mayoría de los investigadores que han sostenido e investigado teorías sobre la genética de la comunidad homosexual, afirman, que la homosexualidad no sólo deriva de la biología, sino que existen otros factores implicados en la orientación sexual, como serían las experiencias personales y otros factores ambientales.

Por ejemplo, en el caso de las teorías relacionadas durante el desarrollo fetal, serían las hormonas son las que te sitúan en algún punto del continuo de identidad sexual y el ambiente, el encargado de perfilarlo.

La complejidad de todos estos estudios dificulta la afirmación de la teoría de que la orientación sexual depende o no la genética. Pero sí son pruebas evidentes de que existe cierta influencia.

Aunque estos hallazgos, no hayan podido verificar taxativamente si existe el gen de la homosexualidad, muchos ya han afirmado su interés en seguir estudiando hasta encontrar esta raíz biológica. Intención nada desmesurada, ya que el objetivo es evitar que nadie pueda creer que se trata de una mera elección y se puede revertir.

No fue hace tanto tiempo cuando la homosexualidad se retiró definitivamente de las catalogadas enfermedades mentales (1973). Recordamos a los que hayan perdido la memoria que la enfermedad real no se llama homosexualidad, sino homofobia.

Somos muchos los que desde bastante temprano sabemos que somos, y obviamente, lejos de los tópicos, lo sabemos aunque no juguemos con muñecas. En la mayoría de los casos confirmamos nuestra identidad sexual en la etapa de la adolescencia, cuando nuestra sexualidad está a flor de piel. No es una elección al azar que se pueda revertir. Es nuestra orientación sexual, tan válida como la de un heterosexual

Lo importante verdaderamente, no es si la homosexualidad tiene que ver con un factor genético o social. Lo importante es que todo el mundo comprenda y comparta el derecho y la libertad de elegir y amar libremente.

La homosexualidad está en los genes

 

Etiquetas

Togayther

Togayther, toda la actualidad LGTBI de Andalucía: Educación, Música, Cine, Chulazos, Igualdad, Guía Gay, Agenda, Fiestas, Tienda y mucho más.

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
X