NoticiasVisibilidad LGTB

¿Por qué no crees que soy bisexual?

La bisexualidad es una de las letras de la comunidad LGBT+ que mayor invisibilidad sufre. ¿Por qué se considera una simple etapa para afianzar una orientación sexual diferente?

La comunidad LGBT+ da prioridad, en sus siglas, a las letras que hacen referencia a Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans. En la realidad, todo es muy diferente en lo que respecta a la bisexualidad.

Las personas bisexuales sienten atracción sexual y romántica hacia el género propio y el resto de identidades. En este sentido, la pansexualidad y la sexualidad fluida pueden considerarse sinónimos al romper con el binomio de género.

Podría parecer que ser bisexual es la orientación sexual más sencilla de sobrellevar, puesto que la posibilidades se multiplican. Sin embargo, la realidad no es así.

Bisexual

Los prejuicios y los estereotipos aíslan a la bisexualidad dentro y fuera del colectivo LGBT+. En consecuencia, las personas bisexuales se enfrentan a una doble discriminación que, en ocasiones, les puede obligar a silenciar su propia sexualidad para evitar el rechazo.

La confusión y la indecisión forman parte del discurso que niega la existencia de esta orientación sexual, que es relegada a una simple fase de transición cuyo destino final es la homosexualidad.

Estigmatizadas por la falsa creencia que vincula bisexualidad y promiscuidad, las personas bisexuales se ven definidas socialmente por estereotipos que nada tienen que ver con su sexualidad y que determinan sus relaciones con el resto de personas.

¿Por qué, cuando alguien afirma ser bisexual, sectores de la sociedad se empeñan en contradecirle? ¿Qué autoridad tienen los demás para definir nuestra identidad? Las personas bisexuales se enfrentan continuamente a este cuestionamiento, que exige una etiqueta para dar nombre a quienes no se sienten atraídos solo por hombres o mujeres.

Bisexual

En el sistema heteronormativo, la bisexualidad permanece encerrada en el armario. Las personas bisexuales tienden a ser etiquetadas en función de su pareja actual. Por tanto, su sexualidad es invisibilizada.

A ojos de la mirada social reduccionista, si una mujer bisexual mantiene una relación con un hombre hetero/bisexual, pasa a ser considerada hetero. En caso de estar saliendo con una mujer, es denominada lesbiana. ¿Qué ocurre si ambas mujeres son bisexuales? ¿Siguen siendo consideradas lesbianas?

Por esta razón, las personas bisexuales se ven relegadas a un segundo plano y obligadas a salir del armario cada vez que se produce una situación semejante.

Afortunadamente, la bisexualidad está ganando presencia en nuestra sociedad. Pero no podemos ignorar que es una orientación sexual que sufre la discriminación incluso dentro de la propia comunidad LGBT+, espacio que debería ser seguro y libre de prejuicios.

Cada persona tiene derecho a descubrir su verdadera identidad. La sociedad no debería ser un obstáculo en la exploración de la realidad que afecta a cada persona que se identifica como bisexual. Por ello, cuando veamos a una pareja, no atribuyamos una etiqueta a su relación. Son esas personas quienes deben hacerlo si lo desean.

Bisexual

Etiquetas

Rachel Vega

Creo en la creación de historias como herramienta para transformar el mundo y brindar visibilidad a la diversidad que nos enriquece como personas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X