LGTBIfobia

Una joven trans recibe una agresión tránsfoba en Valencia

Una víctima de agresión tránsfoba ha denunciado a tres chicas por darle una paliza y humillarla por su identidad sexual en Valencia

Una joven transexual de 22 años recibió una paliza a manos de tres chicas el pasado fin de semana en los baños y la entrada de una discoteca de Valencia, ubicada en la plaza de Honduras. La víctima fue atacada por su identidad sexual tal y como ha explicado. Como señala la denuncia interpuesta por la víctima de agresión tránsfoba, las agresoras, dos de ellas hermanas entre sí, le habrían incluso llegado a arrancar las uñas de los dedos de la mano derecha al grito de «travesti» y «puta barata»

Así pues, según ha narrado la víctima todo lo ocurrido sucedió el pasado 6 de febrero sobre las tres y media de la madrugada, cuando decidió acceder al baño de la discoteca donde se encontraba con sus amigos. La mujer ha explicado que tuvo que esperar un «buen rato» en la entrada del baño hasta que finalmente salieron tres chicas del aseo.

agresión tránsfoba

Fue en ese momento, cuando la joven trans al observar «restos de polvo blanco» en la nariz de las otras chicas, les dijo «sin ofender ni usar un mal tono» que aquella zona no era para consumir drogas. De ese modo, les dejó claro que en el caso de que quisieran llevar a cabo tales prácticas, que lo hicieran fuera, dejando así los aseos libres para poder utilizarlos adecuadamente.

No obstante, esta serie de comentarios hicieron que las tres jóvenes reaccionaran agrediendo a la mujer trans, primero de forma verbal y luego físicamente. Asimismo lo recoge la denuncia que ha presentado la víctima en la comisaría de Trànsits, donde explica que una de ellas le agarró por el pelo y la introdujo en el interior del baño. Mientras las demás le pegaban al grito de «¡Travesti! ¡Qué asco das! ¡Tú tienes que ir al baño de los hombres, puta barata!». Durante la agresión llegaron a ocasionarle incluso una herida en la cabeza con un objeto punzante.

Plaza Honduras de Valencia
Europa Press

Además de las tres agresoras, durante la paliza también se sumaron otras dos amigas de las atacantes, quienes sujetaron a la víctima para que las otras tres pudieran seguir golpeándola. Aún así, según la denuncia de la joven, esta pudo soltarse finalmente y huir de aquella escena.

Una vez había escapado de aquella paliza, optó ir con sus amigos a denunciar tales hechos al personal de seguridad del local, sin embargo estos únicamente le dijeron que «nos fuéramos todos a matarse fuera». 

Un nuevo delito de odio y agresión tránsfoba

Ante tal respuesta, la víctima y sus amigos salieron de la discoteca para marcharse a sus casas pero una vez estaban en la calle, las tres agresoras volvieron a aparecer nuevamente lo que hizo que comenzara de nuevo la paliza. No obstante, esta vez la agresión cesó al momento ya que llegó una patrulla de la Policía Nacional, la cual había sido alertada por unos testigos de la zona.

Tras detener la pelea, la joven trans acudió al centro de salud de Campanar, donde le diagnosticaron varias lesiones por «agresión tránsfoba», así como una contusión en el hermitórax izquierdo; excoriación en un codo y en el cuello, y una herida por arrancamiento de las uñas de los dedos de la mano derecha. 

Centro médico de Valencia
Levante-EMV

Pese a que los cuerpos de seguridad intervinieron en la agresión tránsfoba, las presuntas atacantes aún no han sido detenidas. En estos momentos, la comisaría de Trànsitas investiga el caso asignado como un delito de odio. 

Ante este hecho, los delitos de odio en la Comunidad Valenciana no paran de aumentar desde 2013 pues tal y como se comprueba a partir de los datos del Ministerio del Interior, este tipo de casos han subido un 66% entre ese año y 2020.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba