LGTBIfobia

Homofobia: Un hombre no es contratado por ser gay en Cantabria

La víctima recibió una llamada telefónica de la persona que iba a contratarla en la que se le comunicaba que no sería contratado para un puesto de trabajo en un taller de carpintería debido a que presentaba un problema: su homosexualidad

El pasado domingo, un hombre era rechazado para un puesto de trabajo en un taller de carpintería en Potes (Cantabria) debido a su orientación sexual.

El chico recibió una llamada de teléfono en la que se le informaba de que no sería contratado porque presentaba un problema: su homosexualidad.

La conversación, que se produjo por vía telefónica, fue grabada por la víctima gracias a una aplicación del móvil que graba de manera automática todas las llamadas que recibe o realiza.

El hecho se ha denunciado en el programa La Ventana de la Cadena SER.  Según informaba la propia víctima en el programa, en dicha llamada puede oírse cómo la persona que iba a contratarle para el puesto en la carpintería le comunicaba que no podía contratarlo debido al «problema ese que tienes».

En ese momento, el joven preguntó cuál era el problema que tenía para que no le contratasen y la respuesta que recibió consiguió sorprenderle y dejarle «en shock», como él mismo declara para La Ventana.

Al parecer, la persona que iba a contratarle se llevó el resto de la llamada repitiéndole que el problema para contratarlo no lo tenía él, sino sus trabajadores.

El jefe preguntó a sus empleados si verían bien trabajar con una persona homosexual y estos respondieron que si hubiese un homosexual en el vestuario, entonces dónde iban a cambiarse de ropa y que, además, no se sienten cómodos ejerciendo sus oficios con un hombre a quien les gustan los hombres.

A pesar de la situación, el chico estuvo tranquilo durante todo el tiempo que duró la conversación. Esto se debe, según el psicólogo de psicología afirmativa, a que es «una indefensión aprendida».

«Hemos aprendido debido al bullying, al estigma, a la discriminación a aguantar. Tenemos como una incapacidad de defendernos porque pensamos que no podemos hacer nada».

En este sentido, la psicología afirmativa ayuda a empoderarse, así como también a poner límites y a promover el respeto a la dignidad del colectivo LGTB+.

Por otro lado, aunque se trata de un delito de odio evidente de discriminación laboral, la víctima reconoce que no va a presentar ninguna denuncia, pues «no me merece la pena, acabo de llegar a este pueblo con toda la felicidad de empezar una nueva vida».

Sin embargo, el psicólogo López defiende la denuncia de estas discriminaciones.

«Merece la pena aunque no lo hagamos por nosotros, lo tenemos que hacer por todos los que vengan para que no les ocurra. Tenemos que empoderarnos», defiende.

Muy pocas personas LGTB+ se muestran libremente en el mundo laboral

De acuerdo al informe elaborado por la consultora Mpatika, llamado La diversidad LGTBI en el contexto laboral en España, únicamente el 40% de las personas del colectivo están totalmente fuera del armario en sus puestos de trabajo.

Pero, además, los datos que recoge ADIM confirman que el 72% de las personas gais, lesbianas y transexuales vuelven al armario en el empleo. El ADIM consiste en un proyecto financiado por la Unión Europea y coordinado por los Gobiernos de España y Portugal, que se encarga de evaluar la gestión de la diversidad sexual que se produce en los ámbitos laborales.

Togayther

Togayther, toda la actualidad LGTBI de Andalucía: Educación, Música, Cine, Chulazos, Igualdad, Guía Gay, Agenda, Fiestas, Tienda y mucho más.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba