LGTBIfobia

El Juzgado de Madrid dictamina prisión sin fianza para el asesino de Grindr

Julián Ovejero de 24 años, conocido como el asesino de Grindr, presuntamente quitó la vida a un varón en su domicilio de Carabanchel en febrero de 2018

Tras ser extraditado desde Argentina, Julián Ovejero ahora será juzgado por un jurado popular en la Audiencia Nacional. El veredicto del Juzgado de Instrucción número 33 de Madrid para el presunto asesino de Grindr fue prisión sin fianza.

asesino de Grindr
Detención de Julián Ovejero

Se le imputa un delito de homicidio en primer momento, aunque a medida que avance el caso podría modificarse la instrucción.

La investigación del conocido asesino de Grindr –aplicación a través de la cual quedó con su víctima-  es llevada a cabo por el Grupo V de Homicidios apoyada por la Brigada de Policía Científica. Estos consiguieron identificar al presunto autor de los hechos.

Escapó tras cometer el crimen

El asesino habría escapado a su país de origen, Argentina. Este estudiaba interpretación en Madrid. Julián Ovejero no había cambiado su aspecto físico, era tal cual se encontraba en la ficha policial. Tras una exhausta investigación de la Policía Nacional e Interpol, descubrían su localización en un pequeño pueblo de Argentina, La Bombilla en San Miguel de Tucúman, su lugar de nacimiento.

Acabó con la vida de un joven portorriqueño llamado Najuzaith Zahell Díaz de 35 años. Habían quedado a través de la red social y el asesino asestó más de 40 puñaladas a la víctima. Fue hallado sin vida cuando los servicios públicos le encontraron.

Las redes sociales y sus perfiles en internet han jugado en su contra ya que han sido cruciales para su localización. Su actual pareja ha sido una pieza clave para la resolución del caso. Desde que se cometió el crimen hace ya tres años, el prófugo había pasado por Bolivia para volver a su país. No había constancia de su identidad ni en bancos ni en la Seguridad Social. Además se escondía en distintas viviendas a lo largo de Tucumán y Buenos Aires para no ser descubierto.

Se andaba tras de él desde el mismo 22 de febrero de 2018. No solo dejó en la escena del crimen ADN, sino que su perfil de Grindr aún se encontraba activo. Además contaban con imágenes donde se le reconocía en las cámaras de esa misma noche. Un crimen atroz y sin sentido alguno, tuvo poco cuidado y esperemos que se haga justicia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba