DestacadasLGTBIfobia

Denuncian que un hombre gay habría sido hostigado y sometido a una «terapia de reconversión» antes de morir

Federico Gómez tenía 28 años y pertenecía a la Asociación Religiosa Testigo de Jehová, la cual no aceptaba su orientación sexual. La organización 100% Diversidad y Derechos pidió que su muerte se investigase como caso de tortura

La muerte de Federico Gómez, de 28 años de edad, cuya autopsia concluyó que sufrió un accidente cerebrovascular (ACV), podría dar un giro en las próximas semanas. La organización 100% Diversidad y Derechos ha pedido a la Justicia investigar si la víctima fue sometido a una «terapia de reconversión«, ya que la asociación religiosa a la que la víctima pertenecía (Asociación Religiosa Testigos de Jehová), no aceptaba su orientación sexual, ya que el joven era homosexual.

Según fuentes cercanas a la víctima, Federico Gómez habría sufrido presiones y acosos para que asistiera a una «audiencia judicial» en la iglesia para tratar su «conducta descarada». La organización 100% Diversidad y Derechos solicitó al juez de Instrucción de Puerto Rico que investigase el caso como un posible caso de tortura.

Los familiares de Federico sospechan que habría sido incitado al suicidio, pero la autopsia concluyó que su muerte fue por causas naturales.

El joven vivía solo en la ciudad de Puerta de Rico y fue hallado sin vida el 19 de enero. Una meses previos, el joven dejó de asistir a la Iglesia y sus familiares contaron que eso le generó un enfrentamiento con sus padres, quienes decidieron cortar el vínculo.

El activista de Misiones Jorge Víctor Ríos, expresó que la muerte de Federico Gómez «generó una conmoción» en la población LGTB+ en la provincia «porque existe la posibilidad de que esté relacionada a su orientación sexual, ya que se dio en el marco de una denuncia de hostigamiento por ella por parte de grupos religiosos«. A lo que añade: «Lamentablemente este tipo de situaciones son comunes en la provincia (Misiones, Argentina), ya que las creencias religiosas tienen mayor influencia en la vida comunitaria e incluso las instituciones del Estado».

Una de las hermanas del joven se presentó en el Juzgado de Instrucción para pedir la devolución del teléfono celular de Federico Gómez. Creen que allí podrá encontrar información valiosa sobre el acoso que sufría debido a su orientación sexual. «Si no lo quieren devolver, por lo menos que hagan una pericia», declara el cuñado de la víctima.

Las «terapias de reconversión»

Estas «terapias de reconversión», según el director ejecutivo de la ONG, Ricardo Vallarino: Son «intervenciones de diversa índole que se basan en la creencia de que la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género de las personas, pueden y deben cambiarse o reprimirse cuando no se ajustan a las expectativas hetero o cisnormadas«.

Fuente: Acción Gay
Fuente: Acción Gay

Francisco Cortado, del área jurídica de la organización, afirmó que «la CIDH señala que estas ‘terapias’ son dañinas, contrarias a la ética, carecen de fundamento científico, representan una grave amenaza a la salud, vulneran los derechos humanos de las personas afectadas y podrían constituir una forma de tortura». Además, aseguró que las principales víctimas de los grupos religiosos con los hombres gay jóvenes.

Organismos internacionales advirtieron que «por lo general, las víctimas son sometidas a los principios de un asesor espiritual y a programas para superar su ‘condición’. Dichos programas pueden incluir insultos contra los homosexuales, así como palizas, grilletes, privación de alimentos y sesiones de exorcismo».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba