Legislacion

El Congreso de Guatemala busca restringir los derechos del colectivo LGTB+ y las mujeres

A falta de la firma del presidente Alejandro Giammatei, la votación de la nueva ley tuvo a una gran mayoría a favor

La ley sometida a votación fue la «Ley para la protección de la Vida y de la Familia». Con solo 8 de los 160 legisladores en contra de esta ley, la votación se resolvió con una amplia mayoría a favor.

Sin embargo, no podrá entrar en vigor hasta que la firme el presidente Alejandro Giammatei. Éste considera que la nueva ley viola la Constitución y los convenios internacionales suscritos por el país, por lo que ha amenazado con vetarla si el Congreso no procede a archivarla.

Busca restringir derechos

La nueva medida estipulaba la reforma del Código Civil de Guatemala para «prohibir expresamente los matrimonios entre personas del mismo sexo». Una de las legisladoras declaró: “Bajo el concepto de familia entendemos la unión entre un hombre y una mujer”.

En el campo del aborto, esta práctica solo es legal si la vida de la madre corre peligro. Según estipula la ley, las mujeres que «se hayan provocado su propio aborto o hayan dado su consentimiento a otra persona para que lo lleve a cabo» se enfrentaban a un mínimo de cinco años de cárcel, pero las sentencias podrían ser mucho más altas dependiendo de la situación.

No se puede hablar de “cualquier otra cosa que no sea que la heterosexualidad es lo normal”.

El último campo en el que afecta es en la enseñanza de la diversidad sexual en las escuelas. La ley prohíbe fomentar en la niñez y adolescencia programas de diversidad sexual.

«La ideología de género o enseñar como normales las conductas sexuales distintas a la heterosexualidad«, según reza su texto. Además señala que nadie podrá ser perseguido penalmente por no aceptar la ideología de género o la diversidad sexual como algo normal, los que daría rienda suelta a multitud de delitos de odio.

No se puede parar la lucha

La ley ha sido condenada por colectivos feministas y de la comunidad LGTB+, con manifestaciones de activistas por todo el país. El procurador de derechos humanos de la nación centroamericana, Jordan Rodas, calificó la ley de violación de derechos y de “retroceso para la libertad”, y ha prometido llevarla a la Corte de Constitucionalidad del país si llegara a aprobarse.

Sin embargo, no va a hacer falta llevarla a la Corte. El presidente solicitó a la presidenta del Congreso, Shirley Rivera, que archivara la norma aprobada el Día Internacional de la Mujer. Tras una votación en el Congreso y con la amenaza de veto de Alejandro Giammatei, finalmente la ley está archivada.

Esto es un toque de atención para todos los países donde la ultraderecha y los de una corriente ideológica conservadora están cada vez adquiriendo más importancia. Así fue como en Rusia se daba un paso atrás con las medidas de Vladimir Putin el pasado abril de 2021 o el caso de Bermudas, que se convirtió en el primer lugar del mundo en legalizar el matrimonio homosexual y luego prohibirlo.

Lucía J. García

Estudiante de Periodismo con la visión de dedicarse a la Comunicación con Perspectiva de Género. Actualmente realizando las prácticas en Togayther, pero con experiencia laboral en el Ayuntamiento de Punta Umbría y en revistas online.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba