Legislacion

Argentina reconoce el derecho de autodeterminación trans aprobada desde 2012

Se mantuvo una reunión entre Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), Fundación Triángulo y Chrysallis, Asociación de Familias de Menores Trans* y la subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad del Gobierno Argentino, Alba Rueda, para aceptarlo sin problemas

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), Fundación Triángulo y Chrysallis, Asociación de Familias de Menores Trans han mantenido un encuentro con el Gobierno argentino, en concreto con la subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad, Alba Rueda, para conocer de primera mano el resultado de la Ley de Identidad de Género aprobada en 2012.

En la reunión, Argentina reconoce el derecho de autodeterminación de las personas trans desde hace casi una década sin que haya habido problemas, fraudes o incidentes significativos.

Durante el encuentro, también se ha puesto de manifiesto que la Ley de Identidad de Género en Argentina llegó al gobierno con la ayuda y el trabajo de las alianzas con las organizaciones feministas y las entidades LGTBI y cuenta, en la actualidad, con el apoyo general de la ciudadanía.

La Ley de Identidad de Género Argentina

La Ley de Identidad de Género argentina refleja en su Artículo 1. “Que el Estado reconoce la identidad de género de todas las personas. Así, recoge que toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género; al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género; a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto a su nombre, su imagen y su género”.

En el país latinoamericano, desde hace nueve años, el reconocimiento de la autodeterminación del género es un mero trámite administrativo que se realiza mediante una solicitud con una declaración jurada. Por tanto, las personas trans en Argentina no necesitan desde hace casi una década que un tercero, ni un juez, ni un médico, acrediten su identidad.

Tal y como explica la presidenta de FELGTB, Uge Sangil, “los borradores de la ley integral trans y LGTB+ presentados por Igualdad reflejan fundamentalmente los derechos ya reconocidos por la legislación argentina. La experiencia de este país es un buen ejemplo para demostrar que garantizar derechos para una minoría en situación de vulnerabilidad no implica que los del resto de la población se vean afectados”.

Por este motivo, el presidente de Fundación Triángulo, José María Núñez, reitera que una sociedad democrática como la española debe centrarse en garantizar que todas las personas seamos iguales ante la ley, sin excepciones, como hasta la fecha sucede con las personas trans.

En este sentido, la presidenta de Chrysallis, Ana Valenzuela, recuerda que este derecho, además, debe ser extensible a todas las personas independientemente de su edad. Así, incide en que “nuestro ordenamiento jurídico se basa en el interés superior del menor por lo que es imprescindible que garantice el reconocimiento de la identidad de género de menores y jóvenes trans para ofrecerles protección frente a las distintas violencias que actualmente sufren como el acoso escolar, las agresiones por redes sociales o el riesgo de suicidio como consecuencia de la falta de reconociendo social”, reivindica.

Fuente
euforia.org.es

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba