Igualdad

La Supercopa de España se celebrará en un país que no respeta los derechos humanos

La Real Federación Española de Fútbol celebrará la Supercopa de España los próximos 3 años en Arabia Saudita uno de los seis países en el mundo que condena con pena de muerte a las personas homosexuales

 La Real Federación Española de Fútbol confirmó ayer oficialmente que la Supercopa de España se celebrará durante los próximos tres años en Arabia Saudita. La asociación Deporte y Diversidad (DyD) rechaza este acuerdo que sitúa los intereses económicos de nuevo por encima de los derechos humanos

El país que acogerá la Supercopa del fútbol español es uno de los seis en el mundo donde la condena de pena de muerte a personas homosexuales “es efectiva”, según la ILGA (Asociación Internacional de Gays y Lesbianas, por sus siglas en inglés). En su informe ‘Homofobia de Estado’ se recoge que, aunque en Arabia Saudita no existen leyes escritas sobre orientación sexual o identidad de género, los jueces “utilizan preceptos islámicos no regulados para perseguir” la homosexualidad. Es habitual que los lugares de encuentro del colectivo LGTBI (clandestinos y cerrados por miedo) suelan ser objeto de redadas policiales que derivan en “detenciones, exposición pública y procesamiento judicial por cargos de moralidad y violación de costumbres y enseñanzas religiosas”. 

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales afirmó en la Cadena SER que la posibilidad de que las mujeres accedan a los estadios “está en el acuerdo”. En sus declaraciones explicó que podían “haberlo hecho en otro país y darle la espalda a las mujeres y hombres que viven allí, o participar activamente para hacer ver que una sociedad puede transformarse”. 

“El señor Rubiales ha olvidado en esta especie de justificación a las personas LGTBI, que son condenadas a muerte en este país sólo por ser cómo son”, ha denunciado David Guerrero, presidente de DyD. La entidad, colaboradora de la Agrupación Deportiva Ibérica LGTBI, reclama así tanto a la Federación como a los clubes de fútbol participantes en esta competición que den un paso atrás y rompan el acuerdo. “El deporte no debe utilizarse para blanquear la imagen de un país que no garantiza los derechos de las mujeres y del colectivo LGTBI”. 

DyD vuelve a señalar que la ausencia de referentes LGTBI en el fútbol profesional masculino está provocada por decisiones como esta, entre otras. “Además de enfrentarse a los insultos de las gradas o el aislamiento de ciertos patrocinadores, un futbolista gay que quisiera vivir en libertad vería además su vida en peligro al participar en la Supercopa o en el próximo Mundial de Qatar, donde también se pena la homosexualidad con la muerte”, reconoce Guerrero. 

En mayo de 2017 la UEFA, cuya vicepresidencia ostenta actualmente Luis Rubiales, incluyó la obligatoriedad de respetar y proteger los Derechos Humanos en un capítulo específico de los requisitos que deben certificar aquellos países interesados en organizar las finales de competiciones de clubes de la UEFA desde 2020 en adelante.

Etiquetas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
X