Igualdad

Estados Unidos aprueba la Ley de Igualdad que protegerá a la comunidad LGTB+

La Cámara de Representantes aprobó por 224 votos a favor y 206 en contra la iniciativa de modificar la Ley de Derechos Civiles de 1964

El colectivo LGTB+ estadounidense ha dado un paso un paso más hacia la protección legal contra la discriminación este jueves 25 de febrero.

Joe Biden ha conseguido lo que prometió antes de los primeros 100 días de su legislación. La Ley de Derechos civiles de 1964 será modificada para incluir la orientación sexual y la identidad de género como condiciones protegidas, junto a la religión, la raza, el sexo y el origen nacional.

“Sin la Ley de Igualdad, este país nunca estará a la altura de sus principios de libertad e igualdad”, dijo el miércoles en la Cámara la legisladora demócrata Marie Newman, de Illinois, que tiene una hija trans.

 

Nuestro colectivo LGTB+ se encuentra a menudo con gran cantidad de prejuicios para acceder a una vivienda, para ser jurados, entre otras muchas. Solo 22 estados y el Distrito de Columbia prohíben la discriminación por la orientación sexual o la identidad de género.

El proyecto de igualdad debe pasar ahora al Senado, donde en la mayoría progresista se necesitan 60 votos para que la ley salga adelante, el problema es que esta cámara está dividida al 50% entre demócratas y republicanos, puesto que el voto de la vicepresidenta del país Kamala Harris sería el del desempate.

«La discriminación está mal. Como niños, aprendemos una regla de oro: trata a los demás de la manera que te gustaría que te trataran. Ahora la discriminación es un hecho en la vida de millones de estadounidenses LGTBQ», dijo Cicilline, que representa al Distrito 1 de Rhode Island.

Se estima que el 83% de los estadounidenses está a favor de leyes que protejan a las personas LGBT+ contra la discriminación en el trabajo, los alojamientos públicos y la vivienda.

La propuesta ha revolucionado a los republicanos, que siguen sosteniendo que la aprobación de esta ley podría infringir las libertades religiosas y que podría contribuir a que todos los contribuyentes paguen con su dinero multitud de abortos.

El legislador de Texas Chip Roy dio su opinión y definió lo que sería el sexo con esta propuesta: «La Ley de Igualdad podría ser empleada para forzar un derecho universal a abortar antes del nacimiento, fuerza a los profesionales médicos a llevar a cabo o ayudar en abortos y determinadas cirugías…” advirtió.

Por otra parte, los defensores de nuestro colectivo LGTB+ confían en que el proyecto se convierta en ley, puesto que ha suscitado gran popularidad entre el público estadounidense.

Fuente
ElPaisHead Start

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba