Homofobia

Nuevo campo de concentración para gays cerca de Europa

Las alarmas se han disparado en todo el mundo al ser descubierto un campo de concentración para gays en Chechenia, Rusia.

Esta República de la Federación de Rusia, ha habilitado un antiguo complejo militar como campo de concentración similar a los usados durante la matanza nazi donde golpean, torturan y asesinan a gays. Se encuentra en Argún, una ciudad de Chechenia. A solo 300 km de Georgia, este complejo se ha convertido ya en el terror de Europa y del mundo, solo con pensar que pueda ser el principio.

campo de concentración para gays

Su objetivo es expulsar del país a todos los homosexuales o asesinarlos si no lo hacen. Una barbarie que creíamos olvidada cuando terminó la era nazi y que pensábamos que nunca más se iba a volver a producir. Pero no es así.

Nuestros hermanos rusos están siendo apresados de forma masiva. El Gobierno ruso utiliza las aplicaciones sociales como Grindr para localizar a homosexuales y arrestarlos, con total impunidad.

En muchos de estos casos, es la propia familia de estos hombres los que denuncian a su hijo, hermano o primo homosexual porque lo consideran una deshonra para su familia.

El Gobierno, además, tortura a nuestros hermanos chechenos para que les den más nombres de personas gays, buscando con ello el exterminio total de la homosexualidad en su país.

El resto de países, incluido Estados Unidos ya han pedido explicaciones al Gobierno del país, pero la respuesta de este ha sido tan contundente como increíble:

Es todo mentira porque no se pueden detener a “personas que no existen en nuestra república”, dice Ramzán Kadirov, líder de la república rusa.

campo de concentración para gays
Ramzan Kadyrov

No podemos y no debemos quedarnos con los brazos cruzados viendo como empieza algo que no sabemos cómo va a acabar. Por eso rogamos al resto de países democráticos que actúen ya firmemente contra esta monstruosidad de esta dictadura tan cercana a Europa.

Además, este tipo de noticias refuerza la idea de que no debemos permitir el fomento del odio contra nadie ni nada, por muy pequeño que sea y es una buena razón de peso, para los que no entienden el daño que puede causar un autobús que circula libremente por nuestro país con mensajes homófobos.

Amnistía Internacional está recogiendo firmas para exigir el cese de estos asesinatos. Puedes firmar la petición desde este enlace:

 

Con la homofobia, no hay que ser transigentes. No permitamos que nos insulten y sobre todo, no le tengamos miedo a los homófobos porque llevan las de perder. Seguiremos este caso muy de cerca.

 

Etiquetas

Emilio Cuerva

Ojalá llegue pronto el día en que nadie se crea mejor que nadie, seríamos todos más felices. #StopLGTBIfobia

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Podría interesarte
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
X