avioneta de Hazte Oir
Foto:Republica.com

Hazte Oir le pone alas a la transfobia y se les permite hacerlo

Como los cobardes de Hazte Oir le tienen miedo a la sociedad española, prefieren gritar que son unos transfóbicos desde una avioneta.

Comienza agosto y los impresentables de esta organización legalizada (por ahora) no tienen nada mejor que hacer que volar una avioneta con pancartas contra la comunidad LGTBI.

Digo yo, que podrían irse con sus familias numerosas a disfrutar de las playas y dejar descansar sus mentes de tanto odio hacia los demás.

El lema que han usado esta vez es el siguiente: ‘Van a por tus hijos‘. ¡Serán miserables! ¿Cómo que vamos a por tus hijos? ¿No es eso una amenaza en toda regla? Están amenazando a la sociedad diciéndoles que la comunidad LGTBI les va a hacer algo malo a los niños y niñas de este país. ¡Sinvergüenzas!

Dicen que la Ley LGTBI, diseñada para proteger a todas las personas de agresiones, es similar a una Ley Mordaza. Si lo que quieren decir es que esta ley va a prohibir la homofobia y la transfobia de ciudadanos tan poco respetables como ellos, pues bienvenida sea. Prefiero que se pare el número de suicidios infantiles por bullying o acoso por orientación sexual que permitir que esta gentuza siga haciendo daño a nuestra sociedad.

La fijación que tienen hacia nuestra comunidad es inaudita. Basta con meterse en su web o en su Twitter para comprobar que todos, absolutamente todos los tweets son de odio a lesbianas, gays y transexuales. Nos llaman nazis, dictadores entre otras muchas descalificaciones. Pero ¿quién se creen que son? Y lo más bochornoso de todo, ¿de dónde les viene esta impunidad para poder hacer y decir todo lo que quieran sin importar la incitación al odio que están intentando crear?

La causa principal es que el Gobierno de Mariano Rajoy, le concedió la calificación de utilidad pública en 2013. La declaración de utilidad pública supone para la organización que sus donantes y socios tengan beneficios fiscales, ya que pueden desgravarse en la declaración de la renta el 75% de los 150 primeros euros que aporten y entre el 30% y el 35% de las cantidades que superen esa cifra. En la práctica, si alguien dona 200 euros a Hazte Oír, Hacienda le devuelve 127,5 euros.

Por esta razón, sus donantes han aumentado y pueden realizar estas campañas tan aberrantes. De ahí que lo primero que debemos hacer para hacerles daño es quitarle la financiación. Puedes firmar para presionar al Gobierno en el change que está abierto para ello.

Volad pajaritos volad, porque antes de lo que pensais, la justicia de este país os encerrarán en jaulas para que no podáis seguir piando mierdas. Por cierto, eso me recuerda al lema que también tengo para ellos: Mierda son y entre mierda vivirán.

DEJAD A LOS NIÑOS EN PAZ

Sobre Emilio Cuerva

Ojalá llegue pronto el día en que nadie se crea mejor que nadie, seríamos todos más felices. #StopLGTBIfobia

Ver También

primer refugio LGBT

El primer refugio para personas LGBT+ en Rusia

La organización Moscow Community Center ha creado el primer centro para refugiados LGBT+ a las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X