Homofobia

Continúa la purga LGTB+ en Chechenia

El gobierno ruso sigue persiguiendo al colectivo LGTB+ en la región de Chechenia. Amnistía Internacional confirma la existencia de una verdadera purga

Chechenia vuelve a perseguir al colectivo LGTB+. El gobierno ruso desmiente constantemente la existencia de campos de concentración para jóvenes homosexuales. Sin embargo, Amnistía Internacional ha denunciado las torturas que sufren los chechenos pertenecientes al colectivo LGTB+ en Rusia. 

Son ya más de dos años de cacería LGTB+ y sólo el año pasado más de 200 personas fueron detenidas y enviadas a campos de concentración. «Sólo el año pasado en San Petersburgo hubo 200 crímenes y puedo decir que es la punta del iceberg porque hay mucha gente que tiene miedo a denunciar«, denuncia Mikhail Tumasov, activista y miembro fundador de la red LGTBI rusa.

Mientras tanto, el presidente del gobierno, Vladimir Putin, no solo no frena las torturas, sino que sigue fomentando el odio en todo el país con leyes LGTBIfóbicas.

Purga LGTB+ en Chechenia
DesastreMX

Algunos de los supervivientes a esta «purga LGTB+» han contado los horrores por los que han pasado: «Nos apaleaban varias veces al día, con tuberías, no nos daban de comer, nos molían a patadas, nos escupían a la cara«. El joven, que aparece en un video con el rostro oculto y la voz distorsionada (por miedo de ser reconocido), relata lo siguiente: «Tras días con las heridas abiertas, la gente empezaba a oler a carne podrida. Te electrocutaban 20-30segundos, te desvanecías, paraban, te recuperabas y vuelta a empezar». El joven cuenta que el motivo de su encierro fue por el hecho de que su número de teléfono aparecía en la agenda de otro joven homosexual «capturado». 

Otros jóvenes que han logrado escapar a este auténtico calvario, han relatado a través de cartas las diferentes torturas a las que fueron sometidos. «Nos atacaban con pistolas de descargas eléctricas. Es muy doloroso. Yo aguanté el dolor como pude, pero pronto perdí el conocimiento y caí al suelo. El momento en el que el cuerpo entra en contacto con la electricidad empieza a temblar y solo puedes gritar y llorar«. 

El miedo entre la población LGTB+ de Chechenia también se deja notar en la carta que otro joven escribió: 

«Hace unos días crearon un cuarto de reclusión para homosexuales aquí en Chechenia. Desde entonces he perdido el contacto con algunos amigos míos y estoy muy asustado: tengo miedo de que descubran quién soy si investigan sus teléfonos móviles. Han matado a un amigo mío que trabajaba en la Orquesta Filarmónica Estatal». 

Es indignante que en pleno siglo XXI los gays, lesbianas, transexuales, bisexuales… tengamos que seguir teniendo miedo. Miedo a que descubran quiénes somos en realidad, y miedo a ser torturados en, todavía, muchas partes del mundo. Es por eso por lo que tenemos que seguir luchando, para que la intolerancia no siga matándonos y torturándonos alrededor del mundo. 

Fuente
La Sexta
Etiquetas

Marcos del Toro

"Lo normal para una araña, es un caos para la mosca". Luchando, creciendo y aprendiendo cada día.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X