Homofobia

Brutal agresión homófoba en un pueblo de Murcia

El chico estuvo 40 minutos inconsciente después de que le echasen de la sala agarrándole por el cuello

Siguen sucediéndose nuevos casos de odio y violencia en nuestro país. En esta ocasión ha sucedido en la conocida discoteca Maná de San Javier en Murcia. Allí dos chicos han sufrido una agresión homófoba por parte del personal de seguridad, según han denunciado en su cuenta de twitter y por supuesto en una comisaría cercana al lugar de los hechos. 

Los chicos se encontraban  en la Zona VIP habilitada de la misma celebrando un cumpleaños junto a varios amigos cuando comenzó el trato «discriminatorio».

Tal y como cuentan estos chicos, el personal de seguridad  de esta discoteca les trató con «desprecio» y no les dejaba abandonar la sala habilitada con bebida mientras que sí podían hacerlo el resto de sus amigas.

El motivo de esta agresión comenzó (según su propio relato) cuando la pareja tuvo una discusión en uno de los sofás de la discoteca.  Una discusión  que «en ningún momento supuso ningún altercado». «Es más, nadie excepto uno de los porteros se dio cuenta de que estábamos manteniendo una discusión», asegura uno de ellos.

Es es este punto cuando el personal de seguridad los expulsó de la discoteca Maná al grito de «putos maricones«, agarrando a uno de ellos por el cuello y «lanzándole hacia fuera» quedando tendido en el suelo tirado casi inconsciente.
Cuando lo encontró su pareja (al que echaron por otra puerta y al que presuntamente robaron un reloj) estaba totalmente insconsciente (estado en el que estuvo durante 40 minutos) según el relato de su pareja en su cuenta de Twitter. 

Llamaron a una ambulancia, que llegó al lugar de los hechos mientras la víctima seguía inconsciente, algo que confirman fuentes oficiales del Centro de Coordinación de Emergencias, y que este fue atendido ‘in situ’.

Desde la discoteca no hay ninguna comunicado con respecto a esta presunta agresión. Desde Togayther esperamos que se esclarezcan los hechos cuanto antes, y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley. Estamos cansadxs de que sigan sucediéndose por parte del personal de discotecas este tipo de agresiones de odio con violencia. Basta ya.

Etiquetas

Manuel Sanchez

Viviendo cada día, evolucionando como persona. La música, el teatro, la lectura y los viajes forman parte de mi. Encantado en Togayther

Artículos Relacionados

Un comentario

  1. Que asco de gentuza tan retrasada mental. Lo siento mucho lo que ha pasado a esos muchachos. No hay derecho, yo crecí en un país, Holanda, donde el matrimonio gay es legal desde el año 1982. Tanto odio y tanta mierda, esto ya huele a muy rancio. Somos criaturas de dios, iguales, así que nos dejen en paz esos subnormales retrógrados, que no hemos cometido ningún delito contra la justicia y la dignidad humana. Un saludo y que se resuelva este incidente macabro y asqueroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X