mariquita

Términos gay: Mariquita

Esta palabra tan usada para identificar a los gay es de la que te queremos hablar hoy, su origen y su uso en la actualidad.

Su origen deriva del nombre de mujer: María, en su origen utilizado para señalar a mujeres libidinosas y prostitutas.

Con el tiempo se utilizó para comparar a los hombres homosexuales con mujeres, sobre todo cuyo rol sexual es pasivo, ya que lo equipara con la mujer. Añadiendo pues al uso de este insulto homófobo, el machismo.

Esta equiparación entre personas gay y mujeres (heterosexuales), no sólo es porque a ambos les atraigan los hombres, sino que pretende atribuir características femeninas al comportamiento homosexual.

Así pues, fue como la palabra mariquita, así como sus derivados: marica y maricón, empezaron a usarse para señalar, en la mayoría de los casos, no con muy buenas intenciones, a los homosexuales.

mariquitaPero como somos muy de responder al odio con amor, nos hicimos con estas palabras incorporándolas a nuestras conversaciones diarias con amigos del colectivo. La palabra ha conseguido calarnos tanto, que incluso nos definimos a nosotros mismos como mariquitas.

Ya lo dijo Mario Vaquerizo “Prefiero que me llamen mariquita a gay”. Y aunque tú no seas de esta filosofía, la tolerancia es lo uno de nuestros valores fundamentales.

Atento si tienes un viaje a Latinoamérica pendiente, si quieres saber cómo llaman a un mariquita allí, estas son sus variantes: Mariquita, Maricón, Marieta, Mariquitilla, Mariíca, Mariconada, Mariconazo, Maricona, Mariconcete, Marimarica, Maruso, Marusa, Marico (Venezuela), Maricona dramática (Colombia, Miami, Honduras, Mexico, Puerto Rico), Mariquilla (Bolivia), Mariquito (Miami, Ecuador, El Salvador, Mexico, Perú, Puerto Rico, Venezuela).

Sobre Togayther

Togayther, toda la actualidad LGTBI de Andalucía: Educación, Música, Cine, Chulazos, Igualdad, Guía Gay, Agenda, Fiestas, Tienda y mucho más.

Ver También

porno por venganza

Los gay sufrimos más porno por venganza

Los homosexuales que usamos la red con asiduidad somos los más propensos a sufrir el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X