Gay LifeStyle

Sexo en Nueva Yo

Inicio de emisiones. Sexo en Nueva Yo, nace en Togayther a imagen y semejanza de lo que sería un cruce emocional entre 13 Rue del Percebe y el título mal doblado de la glamurosa serie de televisión estadounidense- porque como sabréis (que sois muy listas cuando os interesa) en la versión original dice Sexo en la ciudad na más; pero, claro, en España ¿cómo vas a dejarlo en ciudad na más?

No vayan a pensarse los de Madrid que se habla de ellos, con el resquemor que eso les produciría a los de Barcelona (que siguen en la liga de los diecisiete, por el momento), o por no hablar del cariño que los de Sevilla le tienen a los de Málaga o los de Bilbao a los de Donosti-San Sebastián y así sucesivamente hasta en otras quince ocasiones (a Ceuta y Melilla no las incluyo porque lo de pelearse consigo mismo creo que ya es bipolaridad, y no es cuestión de hacer bromas con las enfermedades).

Lo más lógico hubiera sido ponerle a esto Sexo en Albacete, por eso de que es nuestra Nueva York, pero luego te dirán que si te estás cachondeando de ellos, que si es discriminación, etc. Así que, mejor optar por el juego de palabras y el cachondeo, que es de lo que se trata. Sobre todo, de lo último: el cachondeo.

Nadie en el mundo lo fabrica mejor que nosotros (no sus enfadéis por el uso del masculino plural, es que así ahorro tiempo de escritura- ya sabéis cómo somos los catalanes con el tema del estalvi)… y eso que la crisis que hemos pasado (si la hemos pasado), que según algunos ha sido solo económica, casi nos deja sin sentido del humor. Y eso no puede ser. Siempre es preferible perder las bragas antes- en caso de que salgan de casa con ellas puestas, claro está- que el humor.

La intención de esta columna es haceros sonreír (y, si se puede, reír… que es lo que más cuesta aunque a la Comedia nunca se la nomine en las grandes entregas de premios artísticos). Un inciso, lo de Comedia, lo he puesto en mayúscula porque me ha parecido propio por la reivindicación expresada a conciencia. Explico esto porque no vaya a ser que Arturo Pérez-Reverte o alguno de sus discípulos me acribillen ahora por Twitter. Así, sin más. No quiero yo provocar a ninguna silla de la RAE por muy mayúscula o minúscula que sea. Pero, sí que veo necesario explicarlo, más que nada porque hoy en día parece que hay que explicarlo todo. Claro, como ya no leéis ni los perfiles de Grindr, Scruff, Tinder y sucedáneos (y eso que algunos son más cortos que un telegrama- ahora es cuando me linchan los milenials de los cojones)… pues se os ha amamonao el sentido de leer entre líneas, chochos.  

En definitiva, que de lo que se va a hablar aquí es de cosas de la vida sin ánimo de lucro para arrancaros una sonrisa y haceros pensar un poquillo. Tampoco mucho, no vaya a ser que os quedéis más colgadxs que Windows. Pues nada, bienvenidxs a Sexo en Nueva Yo. ¡Ah y, obviamente, yo no soy Sarah Jessica Parker! Que no os dé ahora por hacer guardia frente a la redacción de Togayther. Soy Jordi Domínguez Macizo, que no suena mucho a la Gran Manzana, pero el cachondeo que tiene mi segundo apellido no se lo quita nadie. Así que, un beso pa’ Granada. Seguid en sintonía. Os iré informando.

Etiquetas

Jordi Domínguez Macizo

Nacido en Barcelona el 2 de mayo de 1977. Tauro (con todas sus consecuencias 😃) La Historia Interminable de Michael Ende fue el libro que me marcó y me hizo sentir pasión por la lectura y escritura. Mi primera novela, el thriller Los Chicos del Parque, recoge otras influencias más allá de lo literario como es el universo de Twin Peaks, el cine de David Fincher o la música de baile de los 80 y 90.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X