Gay LifeStyle

Grindr Go: cómo usar la aplicación y qué se esconde tras ella

¿Quieres conocer los tipos de usuarios de Grindr? La aplicación para ligar ya no esconderá más secretos para ti

Siempre he admirado mucho a la periodista Samanta Villar, cómo se sumerge en la noticia en su programa “Conexión Samanta”. Pues bien, para hacer periodismo bien es sabido que hay que estar en el meollo de la noticia, y al igual que ella, para opinar hay que vivir la experiencia.

No sé en qué momento pasó mi experiencia periodística a cruzar la línea que separaba este famoso programa de televisión a encarnar a la actriz Manuela Velasco en Rec, y no hablo solo por enfrentarme a “la niña de medeiros”. Bueno, no quiero adelantar los acontecimientos, esta es la realidad vivida en primera persona durante semanas registrada en esta popular red de “contactos”.

Es bien sabido que hay que ser agradecidos, y, antes de entrar en materia, gracias a mis amigos por relatarme experiencias y dejarme usar sus perfiles para poder tener una visión más general de este mundo, del que doy fe, siempre sorprende.

Grindr

Mi primera toma de contacto fue para descubrir cuál era el funcionamiento, averiguar por qué han sido tan aceptadas este tipo de aplicaciones en el colectivo GTBI. Ciertamente, la interfaz es atractiva, consume poco espacio y datos, además tiene un cierto parecido a la popular aplicación “pokemon go”, solo que en vez de “hacerte con todos” los poket monster, puedes hacerlo con los chic@s de tu zona, y creerme que alguno puede que lo consiga.

Tiene un radio de actuación amplio y adquiriendo la opción extra consigues hablar con personas de todo el globo terráqueo, esto último es lo que más me ha gustado, una red global de maricones, bi y trans.

Tipos de usuarios

Ahora viene lo interesante, el rollo zombie característico del film Rec, los mensajes invasivos a un perfil nuevo; el patrón es el mismo; ola, sí, sin “H”; qué tal, o directamente qué buscas. Seguido de una sugerencia sexual antes de responder con amabilidad al saludo, y para qué andar con rodeos, a los tres segundos recibes una imagen explicita: EL EFECTO GAMBA, es decir, señores sin cabeza que parecen decapitados por Michonne en The Walking Dead, en otras ocasiones solo es un miembro, cuando digo miembros me refiero a órganos humanos, en plan la película Seven.

El patrón siempre es el mismo, y es genial, usamos las apps para sexo, solo queda la respuesta sí o no, para mí es el usuario estándar que está en todo su derecho de actuar de esta forma, serás un gran “entrenador pokemon” cariño.

Otro tipo de usuario es el que usa típico postureo de «no busco nada», eso sí, si eres mono le falta tiempo para ir corriendo a tu casa a ponerse a rezar mirando a la meca. ¿Conocerse mejor? ¿Qué es eso?

Grindr

Luego nos encontramos a los usuarios que aún tienen esperanza de encontrar el amor, son mis preferidos, soy una romántica nata. Sin embargo acaban reconociendo que este tipo de aplicaciones como mucho encontrarás una bonita amistad o, como diría mi amiga Leticia Sabater, un buen pepinazo.

Desde aquí os animo a seguir intentándolo ya que sois muchos los que estáis interesados aunque tenéis los pies en la tierra y pensáis que ese príncipe azul no usa tecnología Android, a pesar de que la tengan.

Parejas abiertas, aquí sí me quito el sombrero, todos conocemos alguna pareja de este tipo y enfocar el encontrar a alguien por esta vía es lo más lógico y práctico. Mi Chichiconsejo del día: no te enamores ni pienses, vas a ser siempre la amante, mi queridísimo piscis.

Grindr

El mundo del chapero a domicilio también tiene cabida en Grindr, y me encanta ese momento “Just Eat”. He trabajado mucho con la tercera edad y un poco de salseo siempre viene bien tengas la edad que tengas.

Usuario “Becky G”, a mí me gustan mayores, pero chica, usa esta aplicación a partir de los dieciocho por favor, esa piel aterciopelada y el acné retocado con Photoshop no engaña a nadie.

Transexuales, sí cariño, las trans también pueden encontrar el amor o un momento de placer en esta aplicación, cierto es que como buenas transexuales saben muy bien capear la situación.

El usuario andrógino, este es el más jodido de la lista, chicos inteligentes, cultos, divertidos y sin prejuicios que se muestran tal y como son. Varios usuarios de este tipo reconocieron que a día de hoy no tienen problemas con los demás usuarios, pero que hace no mucho tiempo recibían un trato vejatorio por no definirse físicamente, aunque actualmente no ocurre demasiado.

Grindr

El usuario “Dora la bloqueadora”: tienes los perfiles muy vistos y eres tan tacaña que no quieres pagar la opción Premium, vas bloqueando y te van apareciendo nuevos chicos que ocupan el lugar de los que han sido bloqueados, de repente te sientes como Arturo Valls en «Ahora caigo» pero sin trampilla. Eso sí, lo fuerte es cuando acabas conociendo a esas personas en directo y te descubren el pastel. Todo se soluciona con una frase «pues yo que sé, la aplicación que va fatal» o haciéndote pasar por tu hermano gemelo. Cuántos hermanos gemelos he conocido en mi vida saliendo de la sauna, cariño.

Para finalizar, aquí viene el plato fuerte: los heterocuriosos, masculinos y cero pluma; resumido en una palabra los HOMÓFOBOS, algunos dicen tener novia pero están obsesionados con descubrir su “punto P”.

Vamos a ver, vida mía, estás en una aplicación GTBI (no es una conocida marca de alcohol, significa gays, bisexuales, transexuales, intersexuales), principalmente de un público homosexual, la pluma no es opcional, es algo que por ser gay (en español alegres) lo llevamos innato, ya que nuestra vida no ha sido para nada fácil y usamos el humor, la alegría para combatir la homofobia social establecida.

No todos sabemos contar chistes ni tenemos un don para hallar la felicidad en uno mismo, pero todos coincidimos en algo, cuando el Dj nos pincha las Spice Girls, bailamos como perras. Reír, bailar, tener un lenguaje propio no es malo, es nuestra identidad, puedes usarla o no, pero no juzgues.

Tengo que aclarar que esto que viene a continuación no va en contra del colectivo bisexual, ya que reconocéis la bisexualidad como rol o identidad. Amiga hetero que frecuentas redes de contactos gays, tengo una noticia que darte, no eres heterosexual, si acaso, bisexual, no te engañes querida.

Conclusión de una travesti infiltrada

Dentro de este micro mundo nos encontramos una alta dosis de homofobia en el mismo colectivo gay y bisexual, donde reconocer tener pluma te hace invisible para muchos usuarios, donde ser “activo” es lo más buscado tengas el aspecto que tengas, aunque muchos vayan en principio de ese palo, y además existe un preocupante crecimiento del hedonismo, donde muchos hombres buscan similares, adoran su cuerpo y quieren que su pareja sexual o romántica mantenga el mismo patrón.

En el carácter sexual, a muy pocos usuarios le preocupa la seguridad, no dejan patente el uso de preservativo, no he llegado a ir más allá pero espero y confío que en el momento de quedar se use todos los medios posibles para un contacto sexual seguro. Que sí, querida amiga, que existe la indetectabilidad, pero, guapa, siguen existiendo sus grandes amigas y compañeras de viaje, como son la sífilis, gonorrea, hongos, hepatitis…

Ahora un ejercicio de ética marica, cuando alguien se declara como un homosexual con “vida de hetero” echa a correr. No hemos y seguimos luchando por una aceptación del colectivo LGTBI, donde ha sacrificado su vida mucha gente para que ahora demos un paso para atrás. Este tipo de usuarios se declara fuera del ambiente, su visión es peyorativa hacia los valientes que damos la cara día a día y nos atrevemos a ser uno mismo pese a quien le pese.

Valientes que hacemos posible mantener las leyes que nos ampara, que conseguimos derogar la “ley contra vagos y maleantes” y que a día de hoy podemos expresarnos como nosotros mismos, y no nos engañemos, aún no está todo ganado, la lucha es constante y la hacemos en nuestro día a día. Esconderse es volver al franquismo, considerarnos inferiores o perseguidos.

Los que nos dejaron y los que seguimos merecemos mantener esta “tolerancia y respeto” al colectivo viva y creciente. No nos boicoteemos nosotros mismos.

Hasta aquí mi experiencia virtual, en general se encuentra un poco de todo en esta red de contactos: gente interesante, divertida, antipática, segura, insegura, con las ideas claras y, desgraciadamente, otros con demasiados prejuicios.

Como diría RuPaul, «Si no puedes amarte a ti mismo, ¿cómo puedes amar a alguien más?».

Etiquetas

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
X