Gay LifeStyle

¿En qué tribu gay encajarías?

Hay millones de gays en el mundo, pero no todos somos iguales. ¿Quieres saber con qué tribu urbana gay te identificas más?

Según nuestra Santa Wikipedia, una tribu urbana es “un grupo de personas, especialmente de jóvenes, que visten de forma similar, poseen hábitos comunes y lugares de reunión y que se comporta de acuerdo a las ideologías de una subcultura, que se origina y se desarrolla en el ambiente de una ciudad o casco urbano“. 

Es por ello que dentro del colectivo LGTB+, y más concretamente dentro de la comunidad gay, existen también una serie de tribus en las que podrás encajar. ¿Quieres saber cuáles son los “tipos de gays” que existen? ¡ADVERTENCIA, este post contiene estereotipos!

En primer lugar, vamos a hablar de los osos. ¡Qué típico!, ¿verdad? Todos en alguna ocasión hemos escuchado “me gusta ese oso“, o “eres un poco oso“. Pero, ¿realmente sabemos qué es un oso? Evidentemente no nos referimos a los animalitos que hibernan y tienen grandes garras. Un gay oso se trata simplemente de un hombre con vello. Si tienes pelo, eres un Bear. Y punto. Ya puedes estar gordo, delgado, ser alto o bajo… eres completamente un osito.

Pero, como la vida misma, no es todo tan fácil, amiga. El “ser oso” se divide en un gran abanico de posibilidades. Uno de los pequeños (o grandes) matices para subdividir al gran colectivo de osos en otros menores es el tamaño (y no me refiero al del pene). Normalmente, un oso es un hombre velludo y gordo. Pero ¿se puede ser oso siendo peludo y delgado? La respuesta es sí, aunque más que oso te denominarán “Otter” (nutria). ¿Y si soy peludo pero no soy ni gordo ni delgado? Fácil respuesta: eres todo un “Wolf” (lobo). Por otro lado, si eres un oso amante del gym y de tus abdominales y bíceps te llamarán Musclebear

Tribu gay
Entiendes

Hablando de tamaños, ¿qué pasa con los chicos gordos que no tienen vello? Dejad de preocupaos, los bears son de lo más inclusivos. Pueden ser también osos, o, en este caso concreto, hablaríamos de “Chubby-Bears”. Este tipo, se convierte en “Chubby Cub” si hablásemos de un chico gay gordo, joven y sin pelitos.

Ahora llegamos a las combinaciones que tienen que ver con algo aún más tabú que el peso: la edad. ¿A qué edad comienzas a pertenecer al colectivo bear? Es cierto que normalmente, cuando pensamos en un oso se nos viene a la mente un hombre de entre 30 y 50 años. Pero, ¿qué pasa con los más jóvenes y los más mayores? Pues en los jóvenes está claro, son los “Cubs” (cachorros), ¡qué tierno! En el caso de los osos que pasan de los 50 (aproximadamente), ya los tenemos que empezar a llamar “Polar Bear” (oso polar). ¿Lo pillaís, no? (por las canas).

Tribus Gays
Pinterest

Si has leído hasta aquí puede que hayas encontrado a tu tribu urbana gay ideal. Si aún no encajas en ninguna de ellas, es porque no eres un oso, claramente. Pero tengo más tribus en las que poder clasificarte, cariño. ¿No eres un oso pero siempre acabas liado con uno? Te va la caza entonces, podremos llamarte “Chaser” (cazador).

¿Qué pasa si eres joven, delgado y lampiño? Eres un “Twink”, que podríamos traducir como “niñatillo”, o “yogurín”. Ya si eres delgado pero tienes una cierta edad, (y te rapas la cabeza) podrán llamarte “Bakala” o simplemente “Rapao” (en este subgrupo se valora también según lo cani que seas). Los “rapaos” si visten botas y polos también pueden ser llamados “Skins” (no tienen nada que ver con la ultraderecha). 

Por último, tenemos que hacer una mención especial a aquellos gays que están obsesionados con el gimnasio, las dietas y los batidos de proteínas. A todos ellos, decirles que son ¡unas “Musculocas”! (siempre me ha parecido muy divertido este término). No me puedo despedir sin hablar de todos aquellos a los que les encanta el rollo látex, cuero, las mazmorras… son los “Leathers“. 

Tribu gay

Espero que te hayas sentido identificado en alguna de las tribus que hemos descrito. Pero si no lo has hecho, no te preocupes, quizás descubramos pronto otras nuevas. De todas formas, cada persona es un mundo distinto y especial (a su manera). No te obsesiones si no perteneces a ninguna tribu, porque lo que podemos asegurar es que sí formas parte de nuestra gran familia: El Colectivo LGTB+. 

Etiquetas

Marcos del Toro

"Lo normal para una araña, es un caos para la mosca". Luchando, creciendo y aprendiendo cada día.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X