Gay LifeStyle

Cómo ligar al chico que te gusta sin Grindr

Estás tumbado en el sofá, aburrido y jugando con el móvil. Abres el Grindr y en la casilla 6 ahí está, el que sabes que será el amor de tu vida, pero no quieres ligártelo por ahí porque no quieres que piense que quieres tan solo un polvo. No desesperes, te damos varias ideas.

Más o menos lo tienes controlado, si siempre que abres Grindr ves que está a la misma distancia, una de dos, o vive por ahí o trabaja por ahí, así que lo primero que tienes que hacer es vestirte, coger el móvil e irte a cazar Pokemon por esa zona.

Vas acercándote a él porque no tiene desactivada la distancia en metros (aprovechamos para decir que por seguridad, se recomienda desactivarla, nadie tiene que saber tu localización exacta) y cuando estés a 0 metros echa un vistazo a tu alrededor. Eso sí, damos por hecho que el GPS de tu móvil es bueno y no te ha mandado a las afueras de la ciudad.

Si es una casa o piso, lógicamente no vamos a decirte que lo acoses en su domicilio pero si es un negocio, lo tienes muy fácil. Entra a comprar lo que sea que venda, ya sea ropa interior, una olla express o un pendiente para el traje de gitana. Lo importante es que hay contacto.

Lo primero es ver si la tienda está vacía o llena, porque si está llena, mejor que vayas a otra hora para asegurarte que te presta la máxima atención.

como ligar al chico que te gusta sin Grindr

Cuando entres, date un paseíto por la tienda, haciéndote el interesante, hasta que te pregunte en qué te puede ayudar y tú le digas: ¿En qué me puedes ayudar? Yo sí que te ayudaba a ti con eso que tienes ahí abajo del cuello, tu corazón (:)) mejor esto no lo digas porque es capaz de decirte que la tienda está cerrada y que te vayas.

Compra lo primero que veas, pregúntale cómo funciona, cómo lo pones, insinua que eres un poquito ‘viceverso’ (dícese del chico tipo Mujeres Hombres y Viceversa) y que necesitas ayuda con eso. Sé lo más simpático que sepas ser, date cuenta que estás conquistando al hombre de tu vida. Mírale siempre a los ojos y si con el objeto puede haber algún roce de mano mientras los dos lo estáis sujetándolo, mejor que mejor.

Cuando vayas a pagar, hazlo con tarjeta para que puedas firmar. Firmas el recibo y aprovecha para dejarle apuntado tu nombre y teléfono debajo y te vas orgulloso de ti mismo por lo valiente que has sido.

Ahora solo falta esperar, si le gustas, cuando vaya a cerrar la tienda te enviará un Whastapp seguro. Así de fácil.

Lo más importante es recordar, que el esfuerzo que has hecho para conquistarle, debe ser igual al interés que muestras todos los días de tu relación, de esta forma, todos los días serán como el primero.

Etiquetas

Emilio Cuerva

Ojalá llegue pronto el día en que nadie se crea mejor que nadie, seríamos todos más felices. #StopLGTBIfobia

Artículos Relacionados

Botón volver arriba
X