DestacadasEntrevistas

Entrevista a Avelino Piedad o Mr. Avelain

Ya sea encima de un escenario como Avelino Piedad o en redes sociales como Mr. Avelain, adoramos su forma de ver la vida y aprendemos que, con humor, podemos defender nuestros derechos a capa y espada

Recuperamos la entrevista a este gran artista para nuestro portal digital, la realizada para nuestro número 16 en papel de otoño 2022. Imprescindible si no lo has leído todavía

¿Cómo te encuentras laboral y personalmente?

Laboralmente es un momento bonito. Los trabajos que estoy haciendo creo que me están sirviendo para aprender muchísimo, están funcionando muy bien, y, además, siento que están ayudando a mucha gente. Personalmente, está todo un poco removido, pero esto tampoco quiere decir mucho porque, ¿quién no está removido en la vida?

Eres conocido en las redes sociales como Mr. Avelain, ¿Dónde y por qué nació este personaje y qué te diferencia personalmente de él?

El nombre me lo puso un profesor de sexto de primaria. En la adolescencia, cuando uno se llama Avelino pues le pasa de todo con el nombre. Y esta es una de las variantes a las que más cariño le tengo. Usé el nombre cuando arranqué el canal, que fue cuando me mudé a Madrid. Mucho tiempo libre, muchas horas en casa, yo hablaba mucho solo… me dije: si se lo digo a los azulejos, ¿porqué no se lo digo a la cámara y que lo escuche quién quiera?

Viendo muchos de tus videos de YouTube y tu contenido en redes, podemos afirmar que haces activismo mediante el humor. ¿Crees que es una manera de llegar a más gente?

“Tú no eres activista, solo sabes compartir, en tu muro mil noticias, que ni siquiera diste clic”. Siempre canto a Putochinomaricon cuando me llaman activista porque no sé si lo soy. Y tampoco sé si me identifico con una línea activista concreta. Pero sí podemos decir que hablo de cosas que nos importan como colectivo y como humanxs en general. Pero, te diría que yo no hago humor intencionadamente. Tal vez fue la forma que encontré para sobrevivir y hacerme entender. Aunque, ahora creo que sí funciona para llegar a todxs. El humor es algo muy serio porque (atención spoiler): no existe. El humor es una manera de abordar una tragedia de forma que no nos rompamos en el intento. Nos reímos para no identificarnos por completo con lo que pasa y poderlo contemplar sin que nos arrase. Al menos, así lo vivo yo. Cuantas más carcajadas, más llanto hay detrás. Parece terrible, pero es precioso. Y claro, si es una herramienta para sobrellevar las cosas, ¿a quién no le va a gustar?

Mr Avelain Avelino Piedad
Fotografía: Víctor Brenes

Cuando eras niño, o más tarde, en la adolescencia, ¿sufriste algún tipo de bullying que hiciera que ese activismo surgiera de ti? ¿O tuviste una infancia y adolescencia más o menos tranquila en ese aspecto?

Tengo que decir que no sé si lo describiría como un infierno de rechazos, aunque es probable que yo me cuente la historia a mi mismo de otra manera para no sufrir demasiado. Mi activismo, o lo que hago, surge más bien de dos circunstancias. La primera es la curiosidad que me provoca mi propio colectivo, más allá de pertenecer a él. Es casi antropología; desde las mil y una formas de habernos encontrado entre nosotrxs a lo largo de la historia (lenguaje slang, para entendernos, zonas y códigos secretos de cruising, cuartos oscuros, saunas, símbolos, celebraciones, luchas, historias…), hasta fenómenos mundiales como el drag/travestismo o el ballroom. Pertenecemos a una comunidad que históricamente no ha parado de ofrecer fantasías para sobrevivir. Lo segundo que me impulsó a hablar fue descubrir, con terapia y con libros como Quiérete mucho, maricón que se puede estar mejor, que a veces hemos interiorizado un estado como bueno porque es el de siempre, pero eso no quiere decir que estemos bien, quiere decir que estamos como siempre. Una vez que lo descubres, es un viaje maravilloso y muy poderoso.

¿Qué le dirías a tu yo del pasado?

Me imagino contestando frente a RuPaul, que sostiene una foto mia con cuatro años. Pues le diría que va a flipar. Que de un momento en adelante todo se va poniendo mejor. Que confíe, porque ni yo ahora mismo sé decirte bien cómo lo hizo. Con lo que tenía y en las circunstancias en las que estaba… ¡vaya fuerza!

¿Crees que es importante que personas del mundo de la cultura como actores, cantantes, etc. seáis visibles?

Lo que creo es que es difícil no serlo. Para que tu orientación sexual no salga a la luz hay que hacer muchos esfuerzos. Alguien heterosexual no se da cuenta de todas las veces que hace evidente su orientación. Al decir cosas como “este finde me fui con mi marido a la playa”, una mujer heterosexual deja entrever su orientación sin reparar siquiera en que está saliendo del armario. Nos dicen que “los heteros no llevamos un cartel”, aunque sí lo llevan, pero es tan fundamental (y poco peligroso) en sus vidas, ¡que no se dan cuenta! Sin embargo, muchxs de nosotrxs, antes de decir el género de nuestra pareja, un segundo antes de pronunciarlo, sabemos que estamos saliendo del armario. De hecho, a veces, nos salvaguardamos (o nos traicionamos) y decimos cosas como “pareja”.

La orientación sexual nunca fue la esfera privada de nadie porque requiere mucho esfuerzo, energía y atención que no salga a la luz en el día a día. Si alguien quiere, que haga el esfuerzo de estar una semana entera tratando de que no sea evidente su orientación sexual en ningún ambiente de su vida. Es agotador. Lo verdaderamente privado es con quién (o quienes) me acuesto y lo que hago con ellos cuando me levanto. Así que bueno, saber quién es novix de quién podría quedar oculto. La orientación sexual de cualquier artista, si no sale, es porque se están cuidando de que no se sepa. Y eso, nos pongamos como nos pongamos, es fobia. Sistémica, personal, interiorizada… de la que sea, pero fobia. De todas formas añado: “yo no puedo pedirle a nadie que salga del armario, porque cada camino es personal y sagrado”.

¿De qué referentes (LGTB+ o no) bebe Mr. Avelain?

En parte, de gente que se permitió errores y se sabe, o se sabía, libre y contradictoria, desde Lola Flores a Samantha Hudson. Pero sobre todo, bebe de gente tal vez anónima, que hizo cosas que yo no se si sería capaz. Por ejemplo, lxs transexuales que estuvieron en primera línea en el primer Orgullo en Barcelona, o lxs transexuales y travestis mayores que vivieron vidas que están llenas no solo de valor, sino de capacidad de persuasión.

¿Cómo resumirías la situación actual del colectivo LGTB+ en España?

Pues como colectivo en general me parece clave atender a todo lo que atañe a la letra T, y ahí es mejor que hablen ellxs. Creo que es hora de ir aprobando ya las leyes que se merecen e ir afinando con los años. Como colectivo de hombres gais en particular, que es del que más me atrevo a hablar, me parece que la Salud Mental y el ChemSex son los grandes temas. Obvio que los discursos de odio son otro gran tema, pero fíjate que a mi me parecen más un tema global, más allá del colectivo incluso. La polarización y el dividir el mundo en amigxs y enemigxs se está convirtiendo en un problema global, que infecta cualquier tema, y las redes sociales y cómo las usamos están en el centro de todo esto.

Avelino Piedad
Fotografía: Jesús Mayorga

¿A qué crees que es debido el aumento de las agresiones por LGTBIfobia? ¿Estamos viviendo un retroceso social en lo referente al respeto y la igualdad en España?

Es evidente que los discursos de odio, si no son los causantes, van en paralelo. Pero como te decía antes, yo creo que tiene mucho que ver con las redes sociales, el uso que les damos, y la necesidad de pertenecer a un grupo. Yo no hablaría de retroceso, porque no creo en los retrocesos.

Básicamente creo que no es posible ir hacia atrás. Lo que sí se repiten son situaciones parecidas. Pero lo que hay de fondo, las causas de este odio, hablan diferente. Y si no las tratamos como algo diferente, creo que no hay manera de avanzar. Ahora, no dicen odiarnos por amar libremente sino, por ejemplo, por imponer nuestras leyes. Que no tienen nada contra nosotrxs, pero que no se puede legislar desde una minoría. Por supuesto, esto es una desfachatez propia de quien no tiene ni idea de lo que le pasa al de enfrente.

Es de haber vivido tanto tiempo sin tener que mover el culo de la silla, que cuando les pedimos que al menos se sienten derechos, parece que estemos asesinándolxs. Sin embargo, en ser minoría está nuestro potencial. Y vamos a tener que remangarnos de nuevo, y volver a mostrarles que del lado de la libertad se está mejor. Tanto ellxs como nosotrxs.

¿Crees que es necesario aún celebrar el Orgullo LGTB+ en nuestro país?

¡Claro! En el nuestro, ya que es posible, y con el objetivo de que se pueda celebrar en todos algún día. Lo que se celebra se fija, porque lo conquistado se impregna de diversión, de alegría. Está asociado a lo positivo, así que no quieres salirte, quieres que permanezca.

¿Qué nuevos proyectos tienes entre manos para lo que queda de año o para el próximo?

Estamos preparando todo para retomar El Gé, que escribe y dirige Emmanuel De Martino, y trata sobre el ChemSex y sobre la experiencia humana en esta sociedad actual. También vuelve En tierra extraña de gira por España. Hay otra obra corta de Emmanuel en el horno, con un tema mucho más amable que El Gé, que parece que se llamará Dos días en Torroles. Y por último, se me volverá a ver el pelo algunos días en La Función que Sale Mal, que vuelve a hacer temporada en Madrid en el Teatro Marquina.

¿Qué mensaje te gustaría hacerles llegar a las nuevas generaciones LGTB+?

Fíjate, que lo que yo quisiera es que nos llegaran sus mensajes a nosotrxs. Gente de 15 años que se autodenomina bisexual y que se enamora de chicxs trans en el instituto… ¡Y yo con 16 no sabía si decirle a mi amiga que me gustaba un tío! Creo que hay que escuchar a lxs que vienen.

Lo que sí les recordaría es que existen leyes que nos protegen de aquellxs que intentan atentar contra nosotrxs; que las usen y que las reclamen.

Manuel Sanchez

Viviendo cada día, evolucionando como persona. La música, el teatro, la lectura y los viajes forman parte de mi. Encantado en Togayther

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba