Educación

Soy feliz conmigo mismx

Hoy asistía a unas jornadas de prevención del VIH y una de las actividades consistía en un teatro donde uno de sus personajes hablaba del amor

De su discurso me llamó la atención la diferencia que establecía entre dos tipos de amor muy marcados: el amor romántico y el amor propio. ¿Sabrías distinguir uno y otro? Seguro que sí pues por si no lo sabes, experimentas todos los días ambos en mayor o menor medida.

A grandes rasgos, el amor romántico es aquel que se busca siempre fuera de unx, y sin embargo el amor propio se encuentra siempre dentro de uno mismx. El amor romántico dice ‘Te quiero‘, y el amor propio dice ‘Me quiero‘. El amor romántico suele tener sus aliados en la publicidad, las canciones, muchas  películas y sobre todo en el consumismo, y el amor propio se guía por lo que dicta nuestro verdadero ser y  nuestra verdad interior, sea cual sea ésta. Las emociones relacionadas con el amor romántico suelen ser muy intensas y tienen un alto componente adictivo : pasión, excitación, culpa, frustración, celos… sin embargo desde el amor propio, las emociones que fluyen y las que están en ti de manera más estable son las  relacionadas con el disfrute, la confianza, la comprensión, la tranquilidad y la aceptación. ¿Cúal de los dos amores sueles utilizar para la gestión y evaluación de ti mismx, de tus amigxs, de tus parejas, de tu trabajo…?

Vivimos buscando continuamente la felicidad  y el capitalismo, todo un ‘gayfriendly‘ lo sabe y aprovecha cualquier momento para aleccionarnos en la idea, políticamente correcta eso sí, de que la verdadera felicidad se encuentra en nuestro interior: ‘Quiérete, Mímate, Cuídate, Regálate’. Pensaréis ¿pero eso está bien no? ¿no es lo invisible a los ojos, lo que está dentro de cada unx, lo que nos aportará satisfacción vital en última instancia? Pues sí, estás en lo cierto. Pero muchos de nosotrxs, cada vez más, no tenemos las herramientas personales para poder llevar a la práctica esa filosofía de vida , y es ahí donde la sociedad hace su negocio. Se baten palmas por la felicidad interior pero se ha conseguido el efecto totalmente contrario, el de creer ser más felices cuanto más poseemos, y se nos dice que lo que debemos tener para lograr esa felicidad interior está fuera de nosotros o en nuestro yo más externo y superficial. Y vamos y nos lo creemos. Si señorxs, nos lo creemos y no porque seamos poco inteligentes, sino porque autoengañarnos es muy fácil y mucho más cómodo, aunque pueda tener a la larga un coste importante que no queremos ver.

 Si este artículo te mueve, aunque sea minimamente, te propongo que sigas leyéndolo. Serán solo dos minutos más de lectura. No te preocupes por Grindr, Wapo, Tinder, Whatsapp, Facebook, la posibilidad de hacerte selfies o de hacer “stories” en Instagram, pues todos ellos seguirán estando ahí en tu móvil, para dar rienda suelta al amor romántico y alimentar tu insaciable ego.

Ser feliz con uno mismx puede ser entendido de muchas formas y su conceptualización no está fuera de controversia. Compartiré con vosotrsx algunos de los ingredientes que, cocinados a fuego lento pueden contribuir a lograr lo que se suele entender por felicidad interior. Joan Garriga, en su libro La llave de la buena vida establece tres recursos esenciales, procedentes del amor propio, que necesita reunir cualquier persona para avanzar y tener una buena vida. Estos son la Verdad, la Valentía y la Conciencia.

 La Verdad como brújula que guíe tus decisiones y tus pasos, para mantenerte siempre cerca de tu verdad interior y tu experiencia real, sea la que sea. No malgastes energía en pretender ser quien no eres por gustar al otrx, para ligar, para no ser rechazadx…, porque si no permaneces en tu verdad, en tu ser real, habrás caído en la impostura, en una posición que se aleja de ti mismx, y eso te llevará tarde o temprano al inevitable sufrimiento. Si en lugar de tener el nombre que tienes tuvieras otro nombre, si en lugar de tener la pareja que tienes tuvieras otra pareja o ninguna, si en lugar de tener el cuerpo que tienes tuvieras otro cuerpo diferente ¿hay algo en ti que podrías seguir reconociendo como tu yo y tu genuino ser? Este autor aboga por encontrarlo, sentirlo y dejarlo fluir, pues esa será tu verdad.

Amor PropioLa Valentía es el valor de mantenerte en tu camino, en tu autenticidad, a pesar de los infortunios, las presiones sociales y los obstáculos que la vida te pueda poner. Atrévete a vivir arriesgándote a ser lo que eres en cada momento y dar lo que tienes, sin miedo al rechazo o a la crítica de los demás. Es mejor ser real que perfecto, porque la perfección no existe más que como idea inalcanzable e ilusoria. Si alguien no logra aceptarse en sus errores o persigue a los demás por los suyos, le conviene concederse menos importancia personal. Coger distancia de unx mismx de vez en cuando nos ayuda a descubrir que no somos ni mucho menos el ombligo del universo.

La Conciencia como un estado de conexión con tu realidad, con lo que sientes y te está ocurriendo. Las personas que se quieren saben escuchar las señales que les manda su cuerpo, sienten sus emociones, sus temores y sus deseos y saben identificarlos. Solo así reconocerás en todo momento y con claridad quién eres y qué te pasa, y podrás decidir qué hacer con ello y cómo vivirlo o expresarlo. La tranquilidad y los momentos de soledad y dejar de mirar hacia afuera, te ayudarán a conectar contigo mismx y a cuidarte de veras.

En Togaytherland y su posterior fiesta Fantabulosa tuve la suerte de coincidir con Enrique Alcides y recordé por qué me gustó tanto la película Piedras, que dirigió Ramón Salazar. El film habla de la importancia de situarnos en la vida, de ir colocando nuestras piedras fundamentales y fundamentantes dentro de nosotrxs mismxs y de recolocarlas en el caso de necesitarlo, pues así todo fluirá mejor, y estaremos en disposición de dar y recibir, y de sentirnos al menos medianamente felices amando lo que somos.

 

 

 

 

 

Etiquetas

Joaquín Sola Aguilar

Orientador Escolar

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X