Educación

La LOMLOE tiene prioridad frente a los pactos autonómicos y debe ser cumplida para educar en diversidad

La Federación pide a las personas aliadas del colectivo LGTBI+ que apuesten por la educación en diversidad y apliquen los protocolos existentes contra la LGTBIfobia

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+) defiende, con motivo del inicio del curso escolar 2023/2024, que la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE) es una ley estatal y, como tal, tiene prioridad frente a los pactos y acuerdos autonómicos y debe ser cumplida de manera obligatoria para educar en diversidad.

Así, el vicepresidente de la Federación Estatal LGTBI+, Mané Fernández, asegura que “no podemos permitir que se utilice el concepto de Pin Parental, que más bien es un veto parental, como una forma de censurar y eliminar la educación en el ámbito de la diversidad sexual”.

En este sentido, insiste en que, “al promover la inclusión y el respeto en las aulas, se contribuye a crear un entorno educativo más seguro para todo el alumnado, independientemente de su orientación sexual o identidad de género. La educación juega un papel fundamental en la prevención del acoso escolar y la construcción de una sociedad más igualitaria y justa”.

Y es que, la violencia en las aulas contra la infancia y juventud LGTBI+ sigue siendo una triste realidad. Según los datos revelados por la encuesta “Estado LGTBI+ 2023”, elaborada por 40db para la Federación Estatal LGTBI+, de las personas que afirman haber vivido un hecho de acoso, discriminación o agresión en los últimos 5 años, el colegio se sitúa en todos los casos entre los tres lugares más frecuentes donde se han vivido estos hechos: 60,30% en el caso de acoso; 55, 50% en el caso de discriminación y 62,90% en el caso de agresiones.

Asimismo, ha señalado que uno de los principales motivos de acoso escolar es la motivación por LGTBIfobia[i] y que, como consecuencia, la juventud LGTBI+ sufre más síntomas depresivos y al menos el doble de intentos suicidas que la juventud heterosexual[ii]. Además, ha recordado que, según datos del CIS, aproximadamente un 20% de la población joven es LGTBI+ y que, tal y como muestra el último informe de COGAM, el numero de jóvenes que se reconoce como LGTBI+ ha aumentado en los ultimos años.

Campaña “Espejos en las aulas- alianzas que dan vida

Por su parte, el coordinador de Educación de la Federación, David Armenteros, ha explicado que “a pesar de que existan protocolos contra la LGTBIfobia en las aulas, muchas veces, la responsabilidad de activarlos recae en personas que no son del colectivo”. Por ello, ha insistido en la importancia “tanto de educar en diversidad a toda la comunidad educativa, como de tejer alianzas con personas afines al colectivo para que den un paso al frente y actúen para proteger a la infancia y juventud LGTBI+, o incluso al profesorado LGTBI+”.

“Que en un centro se aplique o no la ley en materia de educación en diversidad depende, en muchas ocasiones, de la voluntad del profesorado o de la dirección. Por eso, pedimos a estas personas responsabilidad para seguir creando escuelas seguras para todo el alumnado y las animamos a que sigan plantando cara a los discursos de odio que se han viralizado en la esfera pública”.

Así, con la campaña “Espejos en las aulas- alianzas que dan vida”, la Federación Estatal LGTBI+ resalta y visibiliza la importancia de estas personas aliadas, afines a los derechos y realidades LGTBI+, en los entornos educativos para combatir la LGTBIfobia. “Tan importante es que haya protocolos, como que haya personas que den la cara y se comprometan a combatir el odio por razones de orientación sexual, identidad y/o expresión de género. Afortunadamente, las hay y con esta campaña, queremos agradecérselo”, destaca Armenteros. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba