Educación

El Hombre Jengénero | Género, Identidad y Atracción

Para la mayoría de nosotros (dentro y fuera de la comunidad LGTBQ+), conceptos como género, identidad y atracción parecen eludir nuestras percepciones pre-establecidas y nuestro imaginario colectivo.

En la mayoría de los casos, ser un hombre afeminado o una mujer masculina equivale a ser gay y lesbiana. Pero ¿es cierto? Hoy día, la sociedad sigue encajando sus miembros basándose en estereotipos que todavía no se han extinguidos del todo.

El artista internacional Grayson Perry, casado con una mujer y padre de una hija, viste habitualmente con ropa de mujer cuando sale (o no) en el red carpet como Clara, su alter-ego. A algunos, esto les recordará a la famosa serie de televisión ‘Transparent’, protagonizada por un hombre que siempre se ha identificado como mujer.

Parecido es el caso del ex campeón de Decatlón Bruce Jenner, ahora mujer trans y lesbiana llamada Caitlyn Jenner. Otro ejemplo es lo de la ‘muy femenina’ y lesbiana Portia de Rossi. Entonces, ¿los matices de nuestras personalidades son causa y consecuencia de nuestras preferencias sexuales o de la identidad de género? La respuesta es no.

Para explicarlo mejor a los que siguen preguntándose porque las identidades de género y las preferencias sexuales no son tan estrictas, tomamos como referencia el Hombre Jengénero. Una divertida y sencilla manera de exponer las varias ideas alrededor de sexo, identidad de género, expresión de género y atracción.

el hombre jengenero

Sexo. Este es nuestro sexo anatómico (o biológico). Es decir, todo lo que concierne a cosas como genitales, cromosomas, hormonas, vello etc. No se debe confundir con nuestro género. 

Identidad de Género. Este concepto se refiere a nuestra psicología interna y de identidad. Quien creemos (o queremos) ser en nuestra mente o con quién (o qué) queremos ser asociados por los demás. 

Expresión de Género. Como presentas tu género a los demás y como este está interpretado por la sociedad y sus normas de género. En otras palabras, tu ropa, comportamiento, personalidad y mucho mas, que forman parte de tu propia expresión de género.

Atracción. Como el sexo, tu atracción (sexual o asexual) no es un componente de tu género. Sin embargo, como se ha explicado arriba, a menudo confundimos (o deducimos erróneamente) este concepto con el género y categorizamos nuestras atracciones en base a normas de género pre-establecidas.

Tu sexo no tiene nada a que ver con tu identidad de género, que tampoco tiene que ver con tu expresión de género, ni con la base de tu identidad sexual.

Sí, es un poco más complicado que lo a que siempre hemos estado acostumbrados. Este simple dibujo demuestra como los estereotipos de género dentro de nuestra sociedad y comunidad LGTBQ+ están equivocados y pertenecen a un proceso de simplificación y heteronormalización de la orientación sexual y personalidad del ser humano.

La verdad es que la identidad sexual y de género son nociones fluidas y, a veces en algunos, contrastantes. Por eso, los seres humanos ya no tendríamos que encajar en preceptos sociales y arcaicas dicotomías como la de hombre y mujer, masculino y femenino o homosexual y heterosexual. ¿Por qué? Porque, somos muchas cosas a la vez y nos definimos en nuestras variantes y totalidad.

Etiquetas

Fabrizio Funari

Me encanta el arte, especialmente la opera y la literatura. Orgulloso de la historia y las culturas de las comunidades queer y continuamente inspirado por aquellas personas que han hecho y hacen del mundo un lugar mejor cada día. Soy fan de Lola Flores.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
X