Cultura

‘Las noches malas de Amir Shrinyan’ de Albert Tola llega al Teatro Távora de Sevilla

El Teatro Távora de Sevilla programa los días 8 y 9 de diciembre, viernes y sábado a las 20:30h, una producción de Teatros del Canal de Madrid, esta obra que trata cómo se vive la homosexualidad en países de Oriente. No hay que perdérsela

Desde Togayther os proponemos un propuesta interesantísima que podremos disfrutar los días 8 y 9 de diciembre a partir de las 20:30h. en el Teatro Távora de Sevilla. Hablamos de la producción ‘Las noches malas de Amir Shrinyan’ de Albert Tola de Teatros del Canal de Sevilla.

Amir Shrinyan, un joven de Oriente Medio, busca refugio en Europa alegando asilo político por homosexualidad. Sin embargo, nadie quiere creerle. Él parece adoptar siempre la forma que desea quien tiene delante. ¿Quién es realmente? ¿Es homosexual o miente a lo largo de toda la obra? Si se demuestra que no lo es será inmediatamente expulsado de Europa.

Pero en caso de serlo, en su país le espera la cárcel o la muerte. Un ambiguo triángulo amoroso podría conducirle a la obtención de sus papeles o a una situación sin salida.

¿Dónde empiezan sus emociones y dónde su interés? ¿Dónde empieza el amor y dónde la posesión? Una noche tras otra en los submundos de una gran ciudad, Amir Shrinyan luchará por sobrevivir y, con suerte, por vivir.

Aquí podéis sacar las entradas. No te quedes sin ella

Las noches malas de Amir ShrinyanLas fuentes de Las noches malas de Amir Shrinyan

«Esta obra parte de dos historias reales. Un amigo mío, activista gay, me contó que ayudaba a refugiados que pedían asilo político por su orientación sexual. Huían de países donde la homosexualidad se penaliza con la pena de muerte, como es el caso de Irán –que es el país de procedencia de Amir– entre otros países.

Me comentaba que Europa deja pasar a estos inmigrantes después de someterlos a una especie de entrevista bastante penosa, que en algunos puntos roza la humillación. También me confesó haberse enterado meses más tarde de que algunos refugiados que habían obtenido la legalidad, en realidad eran heterosexuales. ¿Eso les concedía menos derecho a ser acogidos? ¿Habría una discriminación heterosexual? Por otro lado, ¿no tienen el mismo derecho a ser legalizados refugiados que no puedan acogerse a una discriminación positiva como los refugiados homosexuales?

Empecé a informarme y descubrí que las pruebas a las que dichos demandantes de asilo político eran sometidos rebasaban en algunos países de la Unión Europea unos niveles de indignidad alarmante. Uno de los motores de este texto fue pues el plantearme cuál es el precio para estar en Europa, cuál es el nivel de renuncia a la propia identidad necesario para vivir entre nosotros.

Con estas cuestiones en la cabeza, una noche, al salir de la filmoteca, un paquistaní trató de venderme una cerveza, y al no aceptarla, se vendió él mismo porque decía haber tenido una mala noche. Pedía cincuenta euros por una noche de sexo. De nuevo, el precio por estar aquí.

Hace diez años que me dedico a trabajar con adolescentes inmigrantes del barrio del Raval de Barcelona. Les hago escribir y la coreógrafa Constanza Brnčić, con quien trabajo, les hace improvisar. Trabajamos durante ocho meses con ellos y al final del proceso estrenamos un espectáculo en torno al movimiento y la palabra en un teatro profesional, donde dicen sus textos frente a un público.

A menudo, estos espectáculos tratan sobre la problemática de la identidad y de la crisis que genera en esta el sentimiento de ser ciudadanos de segunda que tan a menudo tienen estas personas en nuestros países. El contacto con el modo de hablar y de pensar de estos chicos, unido a las historias que he tenido la fortuna de escuchar o incluso en ocasiones vivir casi de primera mano mientras ocurrían, fueron creando en mí, junto a los otros hechos reales a los que me he referido, la necesidad de escribir esta pieza.

La cuarta fuente de este texto ha sido mi pasión por la literatura musulmana, especialmente por la poesía persa y el pensamiento sufí, cuyas resonancias he intentado que le otorgaran al texto, además de su dimensión social o política, una dimensión más poética o quien sabe si incluso vagamente metafísica.

El proyecto tiene a estas alturas un recorrido de un proceso artístico de más de seis años. La escritura nace de una idea compartida con Rodrigo García Olza. La crítica Irène Sadowska, mi traductora habitual al francés, después de traducir la obra, propuso su publicación en castellano en ADE-Teatro, la revista de la Asociación de Directores de Escena de España que coordina Carlos Rodríguez.

A partir de su edición cuidadosa del texto para la revista, él mismo nos propuso poner en escena la pieza. Dada nuestra admiración por él desde NIGREDO como figura artística e intelectual, empezamos el proceso de preproducción. A su vez, el texto escénico tuvo el honor de ser traducido al alemán por el dramaturgo Roland Schimmelpfennig.

En paralelo, la productora y editorial Teatro del Astillero, se suma al proyecto, de modo que Las noches malas de Amir Shrinyan es una pieza de NIGREDO producida por NIGREDO y Teatro del Astillero, a los que unen Teatros del Canal, Dau al Sec, de Barcelona, y el Teatro Távora, de Sevilla.

Espero que gracias a estos cómplices de tanta altura como oficio teatral la reflexión social que conlleva la pieza pueda llegar pronto al público.»

Albert Tola Autor de la obra

Las noches malas de Amir Shrinyan de Albert Tola

  • Intérpretes: Eva Boucherite, Rodrigo García Olza, Carlos Lorenzo y Tomás Rodado
  • Dirección: Carlos Rodríguez Alonso
  • Colaboración dramatúrgica: Rodrigo García Olza y Carlos Rodríguez Alonso
  • Diseño de escenografía y vestuario: Victoria Velázquez
  • Diseño de iluminación: Paco Ariza (AAI)
  • Música original y espacio sonoro: Álvaro Renedo
  • Videoescena: Alba Trapero
  • Ayudante de dirección: Daniel Martos
  • Diseño de producción: Jordi Robles
  • Producción ejecutiva: Vinka Mendieta
  • Imagen promocional: Iván Chamorro
  • Un espectáculo de NIGREDO y Teatro del Astillero
  • Coproducción de Behemot, Hiperbólicas Producciones, Elx 49 y Teatros del Canal

Manuel Sanchez

Viviendo cada día, evolucionando como persona. La música, el teatro, la lectura y los viajes forman parte de mi. Encantado en Togayther

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba