Cultura

La película LGTB+ ‘Pride’ llega a los teatros

El Taller de Teatro de Plaza de la Cruz de Pamplona ha estrenado 'Pride' una pieza teatral que trae al público diversidad y respeto, con una historia real que ya nos enamoró en el film del mismo nombre

El Taller de Teatro de Plaza de la Cruz de Pamplona estrena Pride, la obra que se basa en una historia real. La alianza entre una comunidad LGTB+ en Londres y un pueblo minero de Gales afectado por las políticas restrictivas de Margaret Tatcher de 1984.

El Taller ha vuelto tras haber perdido actividad por la crisis pandémica, ahora más fuertes que nunca. Pretenden traer a los escenarios un mensaje de amor y respeto, han adaptado el texto de la película de 2014 que trata el mismo tema.

La obra, Pride

En ella van a participar 23 intérpretes, alumnos y alumnas de 4º de ESO y Bachillerato, cooperando y asumiendo las responsabilidades de la obra: equipo técnico, producción, equipo artístico… Ese trabajo en equipo podría ser la tendencia a partir de este año, tal y como se encarga de explicar el director de la obra, Kico Alba: “Es un proyecto que les tiene que ilusionar, y si quieren que salga tiene que poner de su parte”, explicó. A pesar del parón por la pandemia le pareció buena idea para los alumnos “estaban encantados, y eso también me anima”, añadió.

Alba, que también es profesor de matemáticas, es quien se encarga voluntariamente del Taller de teatro desde hace años.

Tras ver la película Pride, pensó que sería un buen proyecto con el que hacer que los alumnos trabajasen en la diversidad e inclusión.

“Es bonita, transmite un mensaje importante que tenemos que contar a la sociedad, cuenta algo histórico que les permite aprender a los chavales, es emocionante y transmite valores de respeto y diversidad”, explica Kico Alba, director de la obra teatral Pride.

La acogida fue inmensamente sorprendente, se presentaron unos 60 alumnos de los cuales tuvo que seleccionar. Según el propio director, no hubo ningún tipo de problema, incluso para los papeles más comprometidos.

Sí que hubo alguna familia que buscó las cosquillas al no parecerles bien la temática, pero “a ellos si les parecía bien, y me alegra saber que las nuevas generaciones tienen opiniones diferentes a las de sus padres”, expresó Alba.

Aprovecha para reivindicar que estas obras son necesarias para “luchar contra eso y difundir el mensaje del respeto y del amor”.

Esta pieza definitivamente ha cautivado al público: “Ya hemos hecho cuatro funciones y en todas se han puesto de pie al final. Eso no es lo habitual”.

“Lo que más destacaría de este año es lo necesario de la temática: hemos continuamente opiniones, en algunos casos más retrógradas de lo que encontraban en año anteriores, y te preguntas qué está pasando en la sociedad para que se de esta antievolución”, explicó Alba.

Kico Alba asegura que el teatro es la herramienta idónea para que los más jóvenes tengan una vía de escape a los estudios, y que gracias a la cercanía con ellos, se le pueda brindar apoyo cuando lo necesiten. Además, los ensayos son los viernes por las tardes, un momento de paz sin estudiar y descansar.

“En vez de estar por la calle hacen esto”, sentenció Alba.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba