CórdobaCulturaDestacadas

Así eran las relaciones homosexuales en la Córdoba andalusí

Las relaciones homosexuales en la Córdoba andalusí era una realidad, incluso con Califas como Abderramán III y Al Hakan II

En el siglo X, durante el apogeo de la Córdoba andalusí, la ciudad emergió como un centro cultural y económico destacado en Europa occidental. Sin embargo, entre los relatos históricos, se hallan evidencias de un amor que desafiaba las convenciones sociales de la época. Existen de forma documentada textos musulmanes de naturaleza homoerótica y las prácticas homosexuales abiertas de prominentes figuras, como los califas Abderramán III y Al Hakan II.

Las prácticas homosexuales eran principalmente llevadas a cabo por hombres pertenecientes a la élite social. El epicentro de tales actividades se ubicaba en los palacios de las élites y en lugares públicos como el puente romano y los alrededores de la mezquita mayor.

Sin embargo, el amor homoerótico no solo se manifestaba en la privacidad de los palacios; también se expresaba a través de la pluma de los poetas andalusíes. Pablo Sánchez Domínguez, experto en literatura andalusí, nos adentra en el universo de la poesía, donde versos de autores como Ibn Hazm e Ibn Abd Rabbihi celebraban el amor en todas sus formas, aunque frecuentemente velado bajo la ambigüedad gramatical.

Homofobia en la Córdoba andalusí

Sin embargo, en el Califato de Córdoba, no todo era una atmósfera de aceptación. A través de la poesía, se detectan calificaciones de desprecio dirigidos hacia la homosexualidad. Se empleaban varios términos como insultos que hacían referencia a esta orientación sexual: uno de ellos era hirripixi, del cual derivan palabras como gilipichi y gilipollas, aludiendo a una apariencia ambigua sexualmente, a un hombre con rasgos afeminados. Otro término era columbu o palomo, utilizado para referirse a hombres homosexuales.

Con la llegada de la conquista cristiana, la situación cambió drásticamente. Los nuevos gobernantes utilizaron la literatura homoerótica andalusí y las prácticas homosexuales de ciertos líderes como una herramienta propagandística para desacreditar al régimen anterior.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba