Cine

‘Flee’ el documental sobre un refugiado gay que arrasa en las nominaciones a los Oscar

La película animada del director Jonas Poher Rasmussen es la primera en conseguir una triple nominación en los Oscar, Mejor película internacional, Mejor documental y Mejor película de animación

Era el año 2015, cuando una fotografía conmocionó al mundo entero. En ella, Aylan Kurdi, un niño de tres años, cuyo cuerpo sin vida fue hallado en la costa de Turquía.

Fue todo un shock para Occidente y representó el fracaso del avance de la ayuda humanitaria a países en riesgo de exclusión.

Se mostró la realidad con esta fotografía de que existen personas que tienen que huir de sus países por la situación tan precaria que llegan a vivir.

La noticia marcó el prime time de los telediarios durante unos meses hasta que los refugiados volvieron a quedar en un segundo plano, siendo momentáneo el interés por una la vida mártir de estas personas.

A favor de la concienciación

Jonas Poher Rasmussen con Flee busca hacer historia en los Oscar. Nominado a tres categorías, la historia de Amin, amigo real del director ha conmocionado a los espectadores. Amin huyó de Afganistán siendo un niño, una historia que trata sobre el exilio y ser refugiado, pero también sobre la marginación y la discriminación por ser homosexual. Un documental que relata en primera persona la realidad de Amin.

“Le conocí cuando teníamos 15 o 16 años. Apareció una mañana en la pequeña ciudad de Dinamarca donde vivíamos. El vivía al otro lado de la manzana, y nunca quería hablar de estos temas. Yo lo respetaba, pero era una caja negra en nuestra amistad que estuvo cerrada durante muchos años”, confesaba el director del film.

La amistad entre ellos progresa, hasta hace 15 años cuando Jonas le propuso el proyecto de la producción. Al principio dijo que no, pero Amin le aseguró que cuando estuviese preparado contarían la historia juntos.

Película LGTB Oscar

Y hace unos años, cuando el director se encontraba en un taller sobre animación, pensó que tal vez era la mejor manera de contar la historia. “A él le pareció interesante poder mantener su anonimato gracias a la animación, porque si no, le hubiéramos colocado en el foco de la película.

Las conversaciones han sido más fáciles porque tenemos confianza y puedo preguntarle por asuntos difíciles, pero la preocupación es mayor, porque es un amigo tuyo y debe reconocerse en la historia. Si la película salía mal podía destruir una amistad, pero él fue muy generoso conmigo y me dijo que él ya había decidido hacerla y que confiaba en mi”.

Pese a la dureza de la historia, cuenta con humor, dramatismo y emoción. La sexualidad de Amin se revela cuando él se imagina a Jean-Claude Van Damme guiñándole un ojo desde la televisión.

“Necesitábamos esa parte divertida, porque la película está contada desde nuestra amistad”.

En la actualidad, que se ha dado el crecimiento de discursos de odio contra el colectivo y el aumento de representación en las instituciones de la extrema derecha, Flee llega para abrir los ojos de una realidad silenciada.

El propio director afirma que su perspectiva hacia la película ha cambiado: “Al principio era una película sobre mi amigo, era 2013. De repente, en 2015, explota la crisis de los refugiados en Europa. Incluso en Dinamarca había refugiados durmiendo en las autovías, y me di cuenta de que había que poner cara a esa gente de la que solo hablábamos por ser refugiado o por las cosas que necesitaban. Ser refugiado no es una identidad, y quería mostrar eso, y es algo que le puede pasar a todo el mundo. No puedes poner a la gente en cajas y hacer titulares en los que todo sea blanco o negro, y que espero que mi película dé perspectiva a este asunto”.

Película LGTB Oscar

Historia que ha calado en los corazones de quienes la han visto desde su paso por el festival de cine Sundance hace más de un año. Una película que también pudimos verla en el Festival de Cine de Sevilla, ganando el premio Ocaña a mejor película LGTB+ 2022.

Desde entonces y hasta llegar a los Oscar no ha parado de recibir elogios y premios, con unas nominaciones históricas. Johan Poher Rasmussen confesaba que sin ninguna nominación se hubiera sentido decepcionado pero eso sí cuando llegó la primera me alivió, me relajé y luego las otras dos. Es surrealista”.

Si tuviera que quedarse con una elegiría la categoría de Mejor documental porque “la animación realmente es una técnica, una forma de contar la historia, pero cualquiera sería bonita”. La respuest, el próximo 27 de marzo en la gala de entrega de los Premios Oscar.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba