Chulazos

Tom Cullen regresa como caballero templario para reconquistarnos

El actor inglés saca su lado de héroe medieval en ‘Knightfall’, la nueva serie del canal Historia que puedes ver en HBO.

A todos nos enamoró en su papel de Russell, uno de los intensos enamorados en la película Weekend, y luego nos reconquistó cuando se metió en la piel de Lord Anthony Foyle, el pretendiente de Lady Mary en la cuarta temporada de la serie ‘Downton Abbey’. Pero Tom Cullen ha vuelto a nuestras vidas y lo ha hecho dispuesto a todo, para rematarnos definitivamente, al interpretar a un caballero templario en ‘Knightfall’, una serie del canal Historia estadounidense que ya puedes ver en HBO.

Tom Cullen

Este actor y escritor galés, de 32 años de edad, que tiene una cara que enamora, interpreta en esta ficción sobre la caída de la Orden de los Caballeros Templarios en el siglo XIV, a Landry. Según el propio actor, “el personaje más complejo que he interpretado hasta la fecha”, ya que, como él mismo explica, “está en guerra consigo mismo, un hombre piadoso y religioso que descubre su humanidad». Y es que Landry se presenta como un héroe que tiene muchos defectos, ya que es muy leal a su hermandad, pero tiene una aventura con una mujer, o es un guerrero feroz, pero consciente de su mortalidad.

Tom Cullen

En esta lucha personal se pone al frente de este nuevo proyecto interpretativo, como es ‘Knightfall’, una serie que no va de cruzadas de los cristianos contra los musulmanes, sino que aborda el uso de la religión por el hombre como símbolo de poder. Ya que la ficción, ha comentado Tom, “no va de enfrentar a una creencia contra otra, sino que el Santo Grial es una metáfora sobre el acceso al poder”, intentando narrar, además, qué pasó con estos caballeros después de las Cruzadas.

Tom Cullen

Pero para lucir tan estupendo y apuesto con esa armadura de caballero y también sin ella, Tom Cullen ha tenido que sudar la gota gorda y ganar un poco de masa muscular para convertirse en todo un héroe de la Edad Media. Él mismo lo explicaba en una de las múltiples entrevistas de promoción de la serie, llegando a afirmar que esta preparación “ha sido la más exhaustiva y difícil de todos los proyectos en los que he estado”.

Tom empezó a entrenar tres meses antes de la grabación y tuvo que subir 13 kilos de masa muscular, ya que se definía como “un pudding de Navidad, que no estaba en muy buena forma”. Para ello, en un ‘boot camp’ practicó durante dos o tres semanas boxeo, montó a caballo, realizó lucha con espadas o se machacó en el gimnasio. Un duro entrenamiento, propio de un buen guerrero, para que pareciese creíble en la pequeña pantalla que llevaba 11 años luchando, además de porque tenía que llevar sobre su cuerpo durante 14 horas diarias un traje que pesaba 23 kilos.

Tom Cullen

Pero aunque estuviéramos acostumbrados a ver a Tom Cullen en papeles más empalagosos o de caballero enamorado, el actor ya había practicado antes de este proyecto el entrenamiento con espadas en la escuela de interpretación para aprender a hacer de tipo duro. Allí, confiesa, “descubrí que era bueno matando gente, pero hacía años que no practicaba”.

Tom Cullen

La verdad es que no nos importa si tiene práctica o no matando, si se encierra un fin de semana de lo más intenso con otro chico en su casa o intenta enamorar a una dama de la alta sociedad, en sus diferentes facetas interpretativas, porque Tom Cullen nos seguirá enamorando con todo lo que haga.

Etiquetas

Fran Ricardo

Periodista y community manager de profesión. Bloguero de afición. Aunque me defino más como un contador de historias que se lo pasa bien hablando de chicos en los vestuarios. Vive y deja vivir, pero sobre todo 'Be yourself'.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
X