Cádiz

Homosexualidad y Cádiz: los orígenes de un tópico

¿Sabes de dónde viene la fama de la pluma gaditana, convertida en un tópico español?

Tal vez, habrás oído la fama de homosexuales que tienen los gaditanos o que ser de Cádiz es ser un homosexual con mucha pluma. Puede que al preguntar de dónde viene esa fama, te hayan dado diferentes explicaciones: que se debe a que desde Cádiz partían barcos cargados de prostitutas y homosexuales deportados a las Américas; que uno de esos barcos naufragó en La Caleta y que los gaditanos corrieron a socorrerlos; que entre los siglos XVIII y XIX, a los soldados que hacían el servicio militar en la ciudad y eran pillados manteniendo relaciones entre ellos, eran detenidos y encarcelados en el Castillo de San Sebastián; o que, desde Cádiz, partían aquellos homosexuales detenidos durante la Dictadura y conducidos a las colonias penitenciarias de las Islas Canarias.

Sin embargo, ninguna de estas explicaciones tiene base documental. Han sido las investigaciones del historiador Francisco Vázquez las han apuntado a una fecha, 1898, el año del Desastre -España perdió sus últimas colonias (Cuba, Puerto Rico y Filipinas) y la guerra contra EEUU-, cuando estalló el llamado “escándalo de las cartillas”.

El 17 de octubre de 1898, se publicaba en el periódico El Nacional el artículo “El reino de Sarasa” del diputado conservador y director del mismo diario Adolfo Suárez de Figueroa, donde acusaba al Gobernador Civil de Cádiz, Pascual Ribot y Pellicer, de tolerar y organizar la prostitución masculina de la ciudad, cobrando a los llamados “afeminados/maricas de burdel” o “sirvientes de mancebía” una cartilla sanitaria. Estas cartillas eran obligatorias para aquellas mujeres que se dedicaban a la prostitución.

Homosexualidad Cádiz
Portada del semanario satírico Gedeón (27 de octubre de 1898), donde se representa el «escándalo de las cartillas»

Por aquellas fechas, la homosexualidad era considerada como un vicio y una aberración, lo que no quitaba que se contrataran los servicios de estas personas, ya que no implicaba una disminución de la percepción de la masculinidad, ya que era equiparable al contratar a una prostituta. La homosexualidad se había despenalizado en el Código Penal español desde 1821 (influenciado del francés, 1791) y recogido en posteriores códigos penales. Aunque despenalizado, sí podía ser castigado bajo la figura del “escándalo público”.

Los demás periódicos se hicieron eco de la acusación y pronto se convirtió en un escándalo nacional. Ribot dimitió para poder defenderse y detrás de él, para que no se le acusara de que presionaba a favor de su pariente Ribot, Germán Gamazo, Ministro de Fomento en el gobierno de Práxedes Mateo Sagasta y muy influyente. Además, Ribot era cuñado de Antonio Maura (que, por aquel entonces, era una de las figuras más prometedoras del Partido Liberal).

Encubiertamente, se trataba de un complot político de Sagasta y de Segismundo Moret para deshacerse dentro del partido de los gamacistas. Todo apuntaba a que Ribot pudiera ser inocente. Se acusó a un antiguo empleado del servicio de higiene de corruptela. Incluso los mismos doctores que trabajaban en dicha oficina expendiendo las cartillas apoyaron a Ribot.

Al año siguiente, los Carnavales se hicieron eco del suceso y la prensa nacional achacó los males de la patria (la crisis del 89) a la degradación moral de las buenas costumbres y a la proliferación de los vicios, como la homosexualidad.

Pasado el chaparrón mediático, Ribot volvió a la política, de la mano de Maura en el Partido Conservador. Pero, pese al intento de la prensa gaditana por quitarse la fama que ganó a raíz del “escándalo de las cartillas”, se generó y pervivió el tópico de Cádiz como “el reino de Sarasa”, aunque el origen de tal fama se olvidara.

Francisco VÁZQUEZ GARCÍA (2017), “Los orígenes de una leyenda Cádiz como ciudad de “invertidos (1898)”, Hispania Nova, 15, págs. 1 a 23.

Etiquetas

Antonio Arteaga

Licenciado en Historia por la Universidad de Sevilla, en los itinerarios de Historia Antigua y Arqueología. Interesado en el mundo antiguo en general, especialmente en el mundo grecorromano, Antigüedad Tardía y el mundo de Asia Central y Oriental, en la historia LGTB+, cine, series y frikismo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
X