AndalucíaNoticias

Abrimos la puerta en Andalucía a la ultraderecha

Acaban de celebrarse las elecciones al Parlamento de Andalucía y Vox, partido de ultraderecha, entra con 12 escaños

El pasado 2 de diciembre, los andaluces y andaluzas fuimos a las urnas, bueno más bien, la mitad de los andaluces porque más del 40% de la población decidió que la política no es importante y se quedó en casa. Luego pasa lo que pasa.

Y lo que pasó fue lo siguiente: PSOE, gana las elecciones con el 28% de los votos y 33 escaños. PP consigue el voto del 21% de la población y 26 escaños. Ciudadanos crece con el 18% de los votos y y 21 escaños y Adelante Andalucía baja hasta el 16% de los votos y consiguen 17 escaños.

La desagradable sorpresa de la noche fue que el discurso de Ultraderecha caló en la sociedad y permitió que con el 11% de los votos y 12 escaños, Vox, entre al Parlamento Andaluz.

La primera sensación es de quedarte con la boca abierta pensando que es imposible que tan solo 40 años después de conseguir la libertad, tras el franquismo, un 11% de los andaluces y andaluzas quieran volver a perder derechos. Como siempre se dice, la historia se repite, pero ¿tan rápido?

Aceptamos los resultados porque han salido democráticamente elegidos en las urnas, hasta ahí de acuerdo (aunque recordando que Hitler también empezó así). Lo que no estamos de acuerdo es con su programa electoral y lo que eso conlleva para la reducción de derechos:

  • Eliminación de las autonomías y centralización en el Estado de la educación y la sanidad.
  • Eliminación del aborto.
  • Erradicar la sanidad universal.
  • Cierre de mezquitas, deportación de emigrantes, levantamiento de muros de piedra en Melilla y Ceuta.
  • Eliminación de la Ley LGTBI andaluza.
  • Eliminación de la Ley de Violencia de Género.

Con todo esto, pues nos volvemos LGTBifobos, machistas, racistas, xenófobos y un largo …fobos.

No nos equivoquemos, no son nuevos fachas, son los mismos fachas desde la dictadura de Franco que ahora no les da vergüenza y se les permite dar la cara. El fascismo nunca se castigó en este país y permitimos que se cante el cara al sol con el brazo en alto sin ningún tipo de represalia.

Aun con este sabor amargo, hay que aprender de los errores, primero ver que solo es el 10% de la población andaluza la que piensa de forma tan extrema, por lo que el 90% son personas racionales. Y segundo es un aviso a toda la población española de cara a las municipales y generales. ¡Salid a votar porque ahora se puede, quién sabe si dentro de unos años no podremos!

Etiquetas

Emilio Cuerva

Ojalá llegue pronto el día en que nadie se crea mejor que nadie, seríamos todos más felices. #StopLGTBIfobia

Artículos Relacionados

X